¿Buscas un lugar fantástico? ¡A los viajeros les encanta Ámsterdam!

Me Marcho de Viaje a Ámsterdam (Holanda) en 2018

¡Introduce tus fechas y elige entre más de 2.000 alojamientos!

Booking.com

¡Busca y encuentra tu estancia según el tipo de alojamiento que necesites!

El tiempo en Ámsterdam

Amsterdam
cielo claro
17 ° C
18 °
16 °
82 %
2.1kmh
0 %
vie
26 °
sáb
27 °
dom
25 °
lun
26 °
mar
21 °

Mapa donde está la ciudad de Ámsterdam

Alojamientos que nos encantan en Ámsterdam

Elige tus fechas y echa un vistazo a todos los alojamientos para encontrar tu favorito

Viaje a Ámsterdam (Holanda)

Ámsterdam es una de esas ciudades fantásticas y llenas de magia, la cual combina sus canales y puentes con una arquitectura digna de los siglos XVI y XVII.

Lo más interesante es que se pueden admirar las obras de famosos artistas como Rembrandt y Van Gogh, ya sea visitando los Museos de Ámsterdam o caminando por la ciudad, la cual nos ofrece pequeños trazos de la historia de una de las ciudades más románticas, portentosas y bellas de todo el continente europeo.

Cuenta una gran variedad de monumentos que transportan a cualquier persona a otra época, y si se da un recorrido por sus maravillosos canales cada vez es más sorprendente ver lo diferente que es esta ciudad de las demás.

La ciudad de Ámsterdam es totalmente abierta y tolerante, destacando que su cultura es bastante sólida y cuenta con personas de hábitos muy sencillos y amigables; asimismo tampoco se queda atrás y no tiene que envidiarle a ninguna otra ciudad, puesto que se encuentra a la vanguardia en lo que respecta a los espectáculos, el arte y los museos.

El tiempo en Ámsterdam

Es importante tener claro que el clima en Holanda es bastante lluvioso, ya que se encuentra a mitad de camino de algunas depresiones provinientes del polo, esto explica porque el clima en Holanda es mayoritariamente lluvioso y nubloso tanto en invierno como en verano.

Durante los meses de junio, julio y agosto las temperaturas mínimas en Ámsterdam oscilan entre los 10 y los 12ºC, alcanzando unas máximas de entre 20 y 22ºC. En esta temporada también se marcan los niveles más bajos de precipitaciones.

Debido a la agradable temperatura y a ser la época de vacaciones de la mayor parte de los europeos, durante estos meses y, especialmente en agosto, las calles están repletas de gente a cualquier hora del día.

Diciembre, enero y febrero son los meses más fríos del año. En los días más gélidos los termómetros no superan los 0ºC. Las temperaturas medias máximas están entre los 5 y los 7ºC. Si visitáis la ciudad en invierno es muy probable que veáis alguna nevada.

Holanda es, en general, un país bastante frío, por lo que si estás buscando un viaje en un lugar soleado y de altas temperaturas, es recomendable planear el viaje para primavera-verano, a partir de Mayo hasta Septiembre.

Descubre los mejores hoteles, bed and breakfasts, posadas, hosterías y alquileres vacacionales en Ámsterdam

Cómo llegar a la ciudad de Ámsterdam

En avión

Para llegar a Amsterdam en avión, la capital holandesa cuenta con el aeropuerto de Schiptol, a 15 km aproximadamente de la ciudad. Uno de los aeropuertos con más tráfico de Europa y que ha sido nombrado en numerosas ocasiones como el mejor aeropuerto del mundo.

Viajar a Amsterdam puede ser mucho más barato que visitar cualquier ciudad española, debido a las compañías LowCost que operan desde España hacia dicha ciudad. Si necesitáis más información sobre el aeropuerto, la encontraréis en la siguiente dirección (en inglés): http://www.schiphol.nl/index_en.html

Podéis moveros desde el aeropuerto en tren: puedes usar los trenes que se dirigen a la Central Station de Amsterdam.Es la forma más rápida y más barata. Se recomienda pagar el billete en las máquinas que existen para ello y con monedas, ya que si lo haces en la taquilla o con tarjeta tiene un suplemento. Si tienes pensado estar pocos días en la ciudad, lo mejor es que tu alojamiento se encuentre cerca la Central Station y usar este medio de transporte hacia el aeropuerto.

O podéis moveros desde el aeropuerto en autobús: no se recomienda utilizarlo si quieres llegar a algún lugar concreto de Amsterdam porque es más caro y tarda más tiempo que el tren.

En tren

Para viajar de España a Amsterdam desafortunadamente no existe una conexión directa, para llegar a la capital de Holanda hay que realizar transbordos. Una de las opciones es adquirir el InterRail, con el que se puede viajar por toda Europa o por los países que decidas. Su precio y comodidades dependen del tipo de billete que elijas, puedes informarte en la página oficial de Renfe (http://www.renfe.es).

Otra opción muy utilizada es viajar en tren hasta París y hacer el transbordo allí para llegar a Amsterdam. El viaje hasta la capital francesa tiene salida en Madrid y en Barcelona  y en cualquiera de los dos casos su destino es la estación de Austerlitz.

Si quieres llegar a Amsterdam lo antes posible y no dar un paseo por la “ciudad del amor”, debes tomar el metro que lleva hasta la Gare du Nord, allí encontraremos trenes que te llevarán directo a Amsterdam. La mejor opción puede ser la compañía Thalis, que ofrece trenes de alta velocidad para llegar a la capital holandesa en 4 horas aproximadamente.

Una vez que bajéis del tren, ya en Amsterdam, os encontraréis en la Central Station, la estación de trenes y de metro, que se localiza en el centro de la ciudad. Una vez allí y dependiendo de donde os hospedéis, deberéis usar o no otro medio de transporte que os lleve al lugar solicitado.

¿Cuándo es la mejor época para visitar Ámsterdam?

Si todavía no hemos decidido en qué época ir a Amsterdam, os vamos a echar una mano. La elección de la fecha depende de muchas cosas, pero entre otras cosas, tenemos que tener en cuenta nuestros gustos y preferencias. En esta ciudad podemos disfrutar de temperaturas suaves y agradables, pero también nos podemos encontrar con la ciudad llena de nieve. Por este motivo es muy importante escoger bien cuándo ir.

Canales del Centro de Ámsterdam
Canales del Centro de Ámsterdam @Vitaly Titov/Shutterstock
Si decidimos ir en verano, durante los meses de Junio, Julio y Agosto las temperaturas en esta ciudad distan bastante de las típicas temperaturas “veraniegas” a las que estamos acostumbrados. Durante estos meses, la temperatura mínima se puede situar alrededor de los 10º C, mientras que las máximas están en torno a los 22º C. En cuanto a las lluvias, nos podemos encontrar con unos días malos pero, por norma general, las precipitaciones son menores en esta época que en invierno.

Teniendo en cuenta estos datos, podemos decir que esta época del año, especialmente Agosto, es la época del año en la que más vamos a poder disfrutar de la ciudad por su clima. También tenemos que saber que hay más turistas y gente en general por las calles de la capital holandesa.

Por el contrario, en los meses de invierno (Diciembre, Enero y Febrero), son los meses más fríos de todo el año. Es habitual pasar algunos días bajo cero, sin superar los 0º C. Si tenemos un poco más de suerte, las temperaturas máximas pueden superar los 5º C. Si visitamos Amsterdam en invierno, debemos ir bien abrigados, ya que hay bastantes probabilidades de encontrarnos con nieve.

A la hora de hacer la maleta para visitar Amsterdam, aunque viajemos en verano, es muy recomendable llevarnos alguna prenda de abrigo. Pese a que aparentemente el tiempo pueda parecer bueno y soleado, nos podemos encontrar con que empeore rápidamente y agradezcamos una prenda de abrigo para no pasar frío.

Cómo movernos por dentro de Ámsterdam

Movernos por Ámsterdam en metro

Ámsterdam cuenta con 5 líneas operativas. Estas comunican el centro de la ciudad con la zona periférica y funcionan entre las 6 de la mañana y las 12 de la noche con los siguientes recorridos:

Metro Amsterdam
Metro Amsterdam @luismonteiro/Shutterstock
Lijn 50 (línea 50): Comienza en Gein y acaba en Contacteg, pasando en su recorrido por Duivendrecht, StationZuid/WTC, Lelylaan y Sloterdijk.

Lijn 51 (línea 51): Su inicio está en CentraalStation y sigue por Amstelstation, StationZuid/WTC y  AmstelveenCentrum, terminando en Middelhoven.

Lijn 52 (línea 52): Esta línea se encuentra en construcción. Cuando esté operativa su recorrido va a ser Buikslotermeerplein, Van Hasseltweg, CentraalStation, Rokin, Vijzelgracht, Ceintuurbaan, RAI NS/Europaplein y Zuid NS.

Lijn 53 (línea 53): Su recorrido es CentraalStation, Amstelstation, DiemenZuid y Gaasperplas

Lijn 54 (línea 54): Comienza en CentraalStationy su recorrido es Amstelstation,Bijlmer, Holendrecht y Gein.

Debes tener mucho cuidado a la hora de elegir en que parada debes bajarte, pues no en todas las ocasiones el nombre de la estación corresponde con el nombre de la calle. Para asegurarte de que estás en el lugar correcto lo mejor es que lleves contigo un mapa del metro de la ciudad.

Para entrar en el metro debes sellar la llamada Strippenkaart en las máquinas que hay para ello antes de acceder a los andenes o comprar un billete sencillo en las máquinas automáticas o en ventanilla (en ninguno de los casos aceptan tarjetas de crédito).

La Strippenkart es una tarjeta con espacios numéricos (de 15 a 45) que sirve a nivel nacional y permite viajar en tranvía, metro, autobús y en algunos trenes. Existen tres tipos: normal, tarifa reducida (niños y jubilados) y servicio de autobús nocturno.

La tarifa depende de la zona en la que te muevas siendo la zona 1 el centro de la ciudad y las siguientes zonas la periferia. Según sea tu recorrido el viaje te valdrá más o menos casillas o stippen. Esta tarjeta es muy útil para viajar por la ciudad. La puedes adquirir en oficinas de turismo, supermercados, estancos y estaciones.

El servicio que ofrece el metro de Amsterdam es puntual y rápido, uno de los medios de transporte más eficaces para conocer la ciudad a fondo. Es muy importante saber que no debes arriesgarte a no pagar tu billete, pues está muy controlado por la policía, con multas altas que hay que pagar en el momento.

Movernos por Ámsterdam en tranvía

El tranvia es una opción estupenda de transporte cuando las condiciones climatológicas impiden ir en bicicleta, la forma de transporte más utilizada en Amsterdam.

Tranvia Amsterdam
Tranvia Amsterdam @Steve Photography/Shutterstock
Para la población que vive en Amsterdam es muy importante el tranvía, debido a problemas de aparcamiento fundamentalmente, lo que ha provocado que las líneas de este servicio hayan aumentado exponencialmenteconectando todos los puntos de la ciudad.

Existen 17 líneas de tranvía y aunque el billete sencillo puede resultar un poco caro, es más recomendable comprar bonos de varios viajes que puedes adquirir en cualquier metro, en la estación central y en diversos establecimientos. Además los tranvías de Amsterdam utilizan el sistema National Tariff Sistem de Holanda, o lo que es lo mismo, que los billetes comprados en Amsterdan pueden ser utilizados en otras ciudades del país.

Si se quiere visitar la ciudad, sin duda es uno de los medios de transporte más recomendados debido a que llega a todos los lugares de la periferia, pudiendo ser interesante a la hora de elegir el alojamiento para el viaje.

Podéis consultar los recorridos de las líneas del tranvía y sus horarios en la página de la GVB.(http://www.gvb.nl)

Movernos por Ámsterdam en autobús

Ámsterdam cuenta con 55 líneas de autobús que comunican el centro de la ciudad con las distintas poblaciones de la periferia y que conectan la red de metro y de tranvías. Es una de las formas de desplazamiento más rápidas y eficaces que podemos utilizar durante nuestro viaje a la capital neerlandesa. La empresa que se encarga de proveer el servicio de transporte público es GVB.

Autobús Amsterdam
Autobús Amsterdam
Para calcular los precios, Ámsterdam se divide en diferentes zonas tarifarias, haciendo así que, cuantas más zonas cruzas, más pagas. Para los turistas, la mejor opción a la hora de desplazarse es adquirir la OV-chipkaart de uno o varios días, una tarjeta que nos hará posible movernos por el día y la noche tantas veces como queramos pagando una cantidad fija. Existen diversos tipos, según el tiempo que la vayamos a usar (las horas empiezan a contar a partir del primer uso): 24 horas48 horas72 horas96 horas120 horas144 horas168 horas.

La manera de utilizar la OV-chipkaart es muy sencilla: sólo tendremos que pasarla por un lector situado al lado del conductor del vehículo y ya podremos tomar nuestro asiento. Para adquirirlas, debemos dirigirnos al mismo conductor (sólo nos podrá facilitar una GVB de 24 horas), estaciones de metro (las de 24, 48, 72 y 96 horas), oficinas VVV seleccionadas y también en algunos hoteles.

Además de la anterior modalidad, otra que puede resultar ventajosa para el visitante es la tarjeta I Amsterdam, con la que podremos entrar de manera gratuita en 37 museos, utilizar todas las veces que lo deseemos los autobuses (tanto diarios como nocturnos), tranvías y líneas de metro y beneficiarnos de un 25% de descuento en numerosos restaurantes y atracciones turísticas. Las hay de 24 horas, 48 horas y 72 horas.

El horario regular de los autobuses es de 6:00 a 00:30, aunque existe un servicio nocturno que funciona entre las 00:30 y las 7:00 cada media hora. La tarifa nocturna es diferente a la diaria, pero con nuestra OV-chipkaart de uno o más días o la I Amsterdam no tendremos que pagar ningún sobrecoste, ya que está incluido en la misma.

Movernos por Ámsterdam en bicicleta

Barato, sano y ecológico. Así es el transporte en bicicleta, y eso lo saben muy bien los holandeses, orgullosos de la cultura del uso del vehículo a pedales que han desarrollado (la mitad del tráfico de Ámsterdam se debe a los ciclistas). Nadie escapa a esta buena costumbre: desde niños hasta jubilados, pasando por estudiantes, ejecutivos trajeados  y por supuesto turistas; todos prefieren pedalear antes que subirse al coche.

Bicicletas Amsterdam
Bicicletas Amsterdam
Son muchas las empresas que se dedican a alquilar a precios económicos una bicicleta. En Central Station, Leidseplein y Dam Square se encuentran varios de los principales centros de alquiler, como StarBikes Rental Amsterdam (De Ruyterkade 127), MacBike (Stationsplein 5 y Weteringschans 2) y Mike’s Bike Rental (Kerkstraat 134). . Si vamos con niños pequeños o queremos llevar la comida preparada para nuestro paseo no hay ningún problema, ya que suelen estar disponibles bicicletas con sillas para bebés o con cestas para el picnic (algunas incluyen hasta la comida).

Una curiosa manera de utilizar la bicicleta, aunque más cara (20 euros media hora), es alquilar un bicitaxi. Los bicitaxis son unos simpáticos vehículos de tres ruedas que funcionan, como su propio nombre indica, de la misma forma que una bicicleta, pero con la ventaja de que cuentan con dos pequeñas baterías que ahorrarán al conductor el esfuerzo de pedalear hasta la extenuación si se monta algún pasajero con sobrepeso o hay que subir una cuesta más empinada de lo normal.

Algo que hay que tener muy presente son una serie de normas básicas para evitar cualquier disgusto innecesario. Algunas de ellas son el utilizar siempre más de una protección antirrobo (se roban miles de bicicletas cada año), obedecer las señales de tráfico (la policía no duda en multar a quien se las salta), hacer uso de las luces cuando paseemos de noche y tener cuidado con los tranvías.

Tipos de billetes de transporte en Ámsterdam

Ámsterdam cuenta con una red de metro, tranvía, autobús y ferry que conecta todos los puntos de la ciudad y posibilita el moverse por ella a cualquier hora. Todo el sistema lo dirige la empresa GVB desde hace más de cuarenta años.

En cuanto a los precios, aunque son varias las tarifas vigentes, la más económica para el visitante es la OV-chipkaart (una tarjeta electrónica que cumple la función del billete tradicional) de uno o más días. La GVB ofrece esta tarjeta para 24, 48, 72, 96, 120, 144 y 168 horas. Con ella, el viajero podrá subir y bajar cuantas veces desee de todos los metros, tranvías y autobuses. Además, en el precio están incluidos los buses nocturnos. Lo que no cubre la OV-chipkaart son los ferries, que han de pagarse aparte.

Para comprar una de ellas contamos con varias alternativas: hacerlo en el momento de montarnos en el autobús o tranvía (los conductores sólo venden la tarjeta de 24 horas), en una estación de metro (donde se nos facilitará una de 24, 48, 72 o 96 horas), en las oficinas de la GVB que se encuentran en las principales estaciones de la ciudad y en hoteles seleccionados.

Por último, los horarios de trenes, tranvías y autobuses varían, pero se sitúan entre las 6:00 y 00:30 horas. Las líneas nocturnas de autobús circulan entre las 00:30 y las 7:00. Los ferries, por su parte, siguen cada uno un programa diferente, habiendo un servicio durante las 24 horas del día, otro hasta la media tarde y varios hasta la noche.

Para ampliar información sobre horarios, rutas, precios y puntos de venta, la GVB cuenta con la siguiente página web: http://en.gvb.nl/pages/home.aspx

Tarjeta I Amsterdam City Card

Tarjeta Abono I Amsterdam City Card

Un cúmulo de ventajas. Así es como se podría definir la I Amsterdam Card, la tarjeta que nos ahorrará una gran cantidad de dinero y que además hará más fácil nuestro viaje a la capital holandesa.

Lo más útil de la I Amsterdam Card es que nos permite acceder a todas las líneas de metro, tranvía y autobús (también las nocturnas) mostrando únicamente la tarjeta. A su vez, incluye la entrada gratuita a más de treinta museos (como el Museo Histórico de Ámsterdam, el Hermitage, el Museo Van Gogh y el Museo de la Resistencia) y un 25% de descuento en numerosas actividades (Amsterdam ArenA, Heineken Experience, Tun Fun o XtraCold Icebar). ¡Incluso nos ofrece la opción de dar un paseo por los canales totalmente gratis! Eso sí, hay que hacerlo con la empresa Holland International o con la Blue Boat Company.

El precio de la I Amsterdam Card, al revés de lo que pueda uno imaginarse, es muy reducido si lo comparamos con todos los servicios que ofrece, ya que con sólo sumar el coste del transporte y de la entrada a un par de museos caeremos en la cuenta de cuán beneficiosa es la adquisición de esta tarjeta. Son tres las modalidades que se encuentran disponibles: de 24, 48 y 72 horas (el periodo de validez de la misma empieza a contarse a partir del primer uso, no del momento de comprarla).

Principales puntos de venta

Es posible hacernos con nuestra I Amsterdam Card a través de Internet, pero si lo preferimos tenemos la alternativa de comprarla cuando lleguemos a Ámsterdam.

Los principales puntos de venta son el aeropuerto de Schiphol (vestíbulo de llegadas 2, Holland Tourist Information), la Oficina de Información y Turismo de la Estación Central (Stationsplein 10), el Uitburo Ticket Shop (Leidseplein 26) y la oficina de Keytours (Paulus Potterstraat 8). Otros lugares donde comprar la I Amsterdam Card son todas las oficinas Ticket & Info de la GVBlos hostales Stayokay y los kioskos del Canal Bus.

Para ver el listado completo de museos, actividades y sitios en los que podremos beneficiarnos de la I Amsterdam Card está la web oficial: http://www.iamsterdam.com

¿Qué lugares hay que visitar en Ámsterdam?

Aunque el simple hecho de visitar Ámsterdam ya sea realmente interesante, hay ciertos lugares que no se pueden olvidar, puesto que son bastante llamativos y sobre todo curiosos.

Los canales de Ámsterdam

Que Ámsterdam sea considerada por muchos la  Venecia  del Norte no es casual: la capital de Holanda cuenta con más de 150 canales (que hacen un total de 75 kilómetros) y más de 1.200 puentes que los cruzan. A lo largo de estas vías se han instalado miles de personas, que viven en barcos y que han hecho de ellos su hogar.

Casas Barco en los Canales de Ámsterdam
Casas Barco en los Canales de Ámsterdam
Los canales más importantes que atraviesan la ciudad son cuatro, todos ellos construidos en torno al centro histórico y rodeándolo: Singel, Herengracht, Keizersgracht y PrinsengrachtEl Singel es el más antiguoy, por ello, menos atractivo en algunas de sus partes debido a que múltiples almacenes se levantaron a sus lados. Constituye el límite entre la parte medieval de la ciudad y las construcciones posteriores al siglo XVI.

Una muy buena opción para recorrer de manera rápida y amena los canales más importantes es comprar un ticket para un paseo en barco por los mismos. Son muchas las compañías que se dedican a este tipo de recorridos, como Holland International, Blue Boat Company, Cruise with us o Lovers (si tienes el pase I Amsterdam no tienes que pagar en caso de contratar los servicios de las dos primeras). Si buscas algo más personal y exclusivo, puedes alquilar un barco privado, aunque te costará bastante más que el tour normal…

Por último, para los que puedan dudar de la higiene existente respecto al agua de los canales, éstos son drenados y rellenados cada dos días, evitándose de esta manera malos olores y plagas.

El “curioso” barrio rojo de Ámsterdam

El Barrio Rojo de Ámsterdam está situado en la parte antigua de la ciudad. En este barrio nos podemos encontrar con muchos escaparates adornados por luces rojas que pretenden llamar nuestra atención. En este barrio, que fue fundado en el siglo XIX, se reúnen una gran cantidad de empresas dedicadas al mundo del sexo. En los numerosos escaparates a lo largo de la calle, se pueden ver a las chicas con unas llamativas luces rojas, que nos ofrecen sus servicios.

Amsterdam  Barrio Rojo red light district
Amsterdam Barrio Rojo red light district @Steve Photography/Shutterstock
Nos puede resultar curioso ver a chicas ofreciendo sus servicios de esta forma, pero en Holanda la prostitución es legal desde el año 1911, contando con espacios habilitados para este fin, como este conocido barrio. Además, incluso se realizan distintas visitas guiadas.

La calle más visitada del barrio es Warmoestraat, que tiene su comienzo en los alrededores de la Estación Central. Esta es una calle de gran alboroto y ambiente donde podemos entrar a tomar una cerveza en uno de sus múltiples bares.

El Barrio Rojo, también conocido como “De Wallen”, es una gran atracción turística de la ciudad. En él también nos podemos encontrar otros lugares como el Museo del Sexo, el Museo del Cannabis y varios Coffe Shops.

La visita a este barrio es casi inevitable, siendo una de las zonas más turísticas de la ciudad, donde también nos podemos encontrar la Iglesias OudeKerk y el Museo Amstelkring. Pese a lo que se pueda pensar en un principio, el Barrio Rojo es una zona con bastante seguridad a cualquier hora del día y de la noche.

Localización del barrio rojo de Ámsterdam: este barrio está situado entre la Iglesia de OudeKerk y la Plaza Nieuwmarkt, por lo que será muy fácil llegar hasta aquí.

Cómo llegar hasta el barrio rojo: lo podemos hacer en tranvía, bajándonos en Dam si vamos en las líneas 491624 y 25. Si optamos por la línea 51, nos debemos bajar en Nieuwmarkt.

Los Coffee Shops en Ámsterdam

Hasta 2012, uno de los mayores atractivos que más turistas hacía llegar a Holanda era el de los coffeeshops, esos sitios en los que era posible tomarse un zumo de frutas al mismo tiempo que te fumabas un porro mientras charlabas con tus amigos tranquilamente sin miedo a una multa o a ser expulsado del local.

Amsterdam Coffee Shop
Amsterdam Coffee Shop @Girish Menon/Shutterstock
Eso sí, si una de tus motivaciones para viajar a Holanda en general o a  Ámsterdam en concreto es el consumir estas sustancias, ya puedes buscar otro destino para tus próximas vacaciones, porque desde el año 2012 el Gobierno holandés prohíbe la venta de marihuana a extranjeros que no sean residentes en el país, o sea, turistas. Según esta nueva norma, los coffeeshops son clubes privados a los que únicamente pueden acudir los socios que estén inscritos en ellos (como máximo pueden tener 2.000 miembros).

La cantidad máxima que te venderán es de 5 gramos y tendrás que elegir la variedad que desees al entrar. Normalmente suelen disponer de bastantes tipos, así que si no sabes exactamente qué quieres puedes pasarte un buen rato pensando en qué comprar. En los coffeeshops, además de cannabis y setas, también sirven refrescos y, según el sitio, comida.

Una última advertencia: es legal fumar cannabis (si eres ciudadano holandés, recuerda), pero sólo en las zonas acotadas para ello. Si un policía te descubre fumando donde no debes, lo más seguro es que te ponga una multa considerable.

La casa museo de Ana Frank

Pocos serán los que no han leído acerca de la conmovedora historia de Ana Frank, la niña judía que escribió en su diario las vivencias de su familia durante los dos años que permanecieron escondidos en la clandestinidad intentando evitar ser deportados a un campo de concentración, algo que finalmente ocurrió el 4 de Agosto de 1944.

Foto de la casa de Ana Frank en Holanda
Foto de la casa de Ana Frank en Holanda @BESTWEB/Shutterstock
En la actualidad, la visita a la casa de Ana Frank es una experiencia inolvidable que cada año atrae a más de un millón de personas. En ella se encuentran expuestas las hojas originales del diario, el Oscar que Shelley Winters recibió por su papel en El diario de Ana Frank, fotografías originales de los inquilinos, etc…

La achterhuis se encuentra totalmente vacía, ya que después del arresto todos los objetos personales y muebles fueron confiscados. En el resto de espacios del edificio se llevan a cabo exposiciones temporales sobre diversos temas relacionados con Ana Frank y su contexto histórico. La duración aproximada del recorrido es de una hora.

Todo comienza en 1942, cuando la hermana mayor de Ana, Margot, recibe una notificación para ser enviada a un campo de trabajos forzados. Ante esta situación, el cabeza de familia, Otto Frank, idea un plan para ocultarse mientras dura la ocupación alemana de los Países Bajos. El lugar elegido es el edificio de oficinas Opekta, en la Prinsengracht. Éste contaba con una casa en la parte trasera que se comunicaba con las oficinas mediante un patio.

El acceso a la vivienda de atrás estaba tapado mediante una estantería, lo cual evitaba correr el riesgo de que en un registro fueran localizados. El refugio de la familia Frank fue bautizado como achterhuis (que en neerlandés significa casa de más atrás). Un reducido grupo de empleados que contaba con la confianza de Otto Frank era el encargado de proveer de alimentos y suministros a los perseguidos.

Dos años más tarde, miembros de las SS encontraron a la familia Frank y la enviaron a Westerbork, para luego mandarlos a Auschwitz y, finalmente, separarlos y derivarlos a diferentes campos de concentración. Sólo el padre de Ana sobrevivió al arresto.

En conclusión, esta visita es de las que merecen la pena y de las que sería imperdonable no realizar, máxime siendo una de las atracciones más concurridas y conocidas de Ámsterdam. La web del museo es www.annefrank.org

Localización de la casa museo de Ana Frank: la casa de Ana Frank la vais a encontrar en el 263-267 de Prinsengracht.

Cómo llegar hasta el museo de Ana Frank: en tranvía, bajando en la  parada de Westermartk (líneas 13, 14 y 17) y en autobús gracias a las líneas 170, 172 y 174.

La plaza Dam

La plaza Dam es uno de los principales puntos de reunión y encuentro para los ciudadanos de Ámsterdam y para todos los turistas que cada año acuden a la ciudad. Su situación es inmejorable (en pleno corazón de la capital), lo que, junto a los monumentos que la rodean, hacen de ella un sitio de obligado paso.

Amsterdam Plaza Dam
Amsterdam Plaza Dam @Ekaterina Pokrovsky/Shutterstock
En torno a la plaza se encuentran algunos edificios que hacen de éste sitio uno muy singular. Destacan el Palacio Real, que data del siglo XVII y desde cuyo balcón la Familia Real aparece para saludar a la muchedumbre reunida en determinadas ocasiones; el museo Madame Tussaud Scenarama, con reproducciones en cera de los más importantes personajes históricos de los Países Bajos; la Nieuwe Kerk, una iglesia de grandes dimensiones en las que se ofrecen diversos espectáculos de carácter cultural.

Los grandes almacenes De Bijenkorf, construidos en 1914 en el solar que anteriormente ocupaba el edificio de la Bolsa; el Monumento Nacional de la Liberación, una gran columna blanca obra de J.J.P. Oud situada justo enfrente del Palacio Real y contruido en 1956 para honrar a las víctimas de la II Guerra Mundial; y el NH Grand Hotel Krasnapolsky. El resto de espacios lo ocupan las cientos de tiendas y cafeterías que se reparten en los alrededores del la plaza.

Localización de la plaza Dam: la verdad es que es fácil llegar hasta esta plaza, sobre todo si tomais como punto de partida la estación central, sólo teneis que tomar la calle Damrak y llegareis andando en menos de 10 minutos.

Cómo llegar hasta la plaza Dam: la mejor forma es con el tranvía, cogiendo cualquiera de las líneas 4, 9, 16, 24 o 25.

El Rijksmuseum (museo nacional)

Un canto al Siglo de Oro holandés, o sea, el XVII. Esto es el Rijksmuseum (o Museo Nacional de Arte e Historia) de Ámsterdam. Se sitúa en la Museumplein (la plaza de los museos). Todo lo relativo a este periodo de la Historia de los Países Bajos se expone en sus salas para deleite del visitante, que podrá admirar en un mismo recinto obras cumbre de distintas modalidades artísticas, tales como pintura, escultura, mobiliario, tapices, joyería, libros, etc…

Amsterdam Museo Rijksmuseum
Amsterdam Museo Rijksmuseum @Angelo Giampiccolo/Shutterstock
Otro punto fundamental del Rijksmuseum son los objetos procedentes de Oriente, que forman una de las más grandes y mejores compilaciones de su tipo y cuyo origen se remonta al dominio colonial holandés en el Sureste Asiático. Destacan a su vez las salas dedicadas a grabados, fotografías y dibujos de autores de la talla de GoyaRembrandt y Durero. Por último, hacer mención a las colecciones de objetos preciosos, muebles, cerámicas, esculturas y trajes de época que se muestran.

El conjunto artístico del museo es el mayor de Holanda: un millón de objetos, centrados sobre todo en el siglo XVII, pero también relativos a otras épocas distintas. De entre todos ellos, sobresalen los cuadros (no obstante, el museo dispone del más alto número de obras pictóricas procedentes del Siglo de Oro holandés), siendo algunos de ellos La ronda de la noche (Rembrandt), El alegre bebedor (Frans Halls), La carta de amor (Vermeer), La fiesta de San Nicolás (Jan Steen) y Bodegón con flores y fruta (Jan van Huysum).

En su página web, además de obtener toda la información necesaria que deseemos, podemos también ver una amplia selección de los fondos del museo: www.rijksmuseum.nl

Cómo llegar hasta el Rijksmuseum: en tranvía: paradas de Hobbemastraat (líneas  2 y 5), Concertgebouw (línea 12) y Spiegelgracht (líneas 6, 7 y 10) o en autobús: líneas 26, 65, 66 y 170.

Pueblos de los alrededores de Ámsterdam

Son varios los pueblos que merece la pena visitar por las afueras de Ámsterdam, desde memarchodeviaje vamos a recomendaros tres de ellos, pero no os quedéis sólo con que hay tres, hay bastantes y merece la pena hacerles una visita. Para llegar hasta estos pueblos lo mejor es hacer uso del autubús. La estación de autobuses se encuentra junto a la estación central de Ámsterdam, hay carteles así que no es muy costoso llegar hasta ella.

Lo mejor de la estación es que la frecuencia de autobuses es muy buena, lo peor, que no hay nadie a quien preguntar, así que no queda más remedio que ir preguntando a todo conductor de autobús al que encuentras por ahi.

Mapa de los Pueblos de la Waterland en Ámsterdam
Mapa de los Pueblos de la Waterland en Ámsterdam

Si vais a salir por los alrededores en los autobuses que sepáis que hay un abono que por 10€ te vale para viajar todo el día, pudiendo montar en cualquiera de los autobuses (hay dos compañías, uno con autobuses de color amarillo y otra con los autobuses de color rojo), lo que cambia de estas compañías es la frecuencia con la que operan.

La tarjeta abono en cuestión es la waterland (os dan cuando la compráis un mapa para saber los pueblos dónde se puede usar), en esta web http://www.localbus.nl podéis encontrar toda la información al respecto.

Además, os podéis descargar una aplicación para el móvil que te cuenta lo mejor de cada pueblo y cómo ir de uno a otro, eso si, hace falta conexión a internet y para eso se lo han currado de verdad, todos los autobuses llevan wifi gratuita y unos paneles informativos que ya los quisiéramos en España!!!

Edam

Desde la estación de autobuses de Ámsterdam y cogiendo el autobús rojo número 314 se puede ir hasta Edam, son casi 40 minutos de trayecto, pero si vais a visitar varios pueblos en un día, tal vez lo mejor sea ir lo primero lo más lejos posible.

Iglesia junto al Puente Lavadizo en las calles de Edam
Iglesia junto al Puente Lavadizo en las calles de Edam
Edam es famoso por su producción de queso, así que os podéis llevar uno de recuerdo en varias de las tiendas que hay a lo largo del pueblo.Este pueblo es encantador desde el primer momento que llegas a su entrada, básicamente lo que hay que ver y hacer en este pueblo es pasear por sus calles y disfrutar de la tranquilidad de un pueblo que, por cierto, casi está deshabitado si no lo pillas en temporada de turismo.

No dejéis de fijaros en los puentes levadizos que hay sobre los canales porque son una auténtica cucada. La visita a Edam en una hora te la haces sin problemas, todo depende de cuántas calles quieras ver, tampoco es un pueblo demasiado grande.

Eso si, para los más interesados en este pueblo, al final hay un fuerte del que todavía se conserva su muralla, pero ojo que aviso, hay unos 20 minutos andando desde el centro del pueblo para llegar hasta él.

Voldendam

A Volendam se puede ir desde Edam con el autobús amarillo número 110. Volendam es el más grande de los puesblos que hay por los alrededores de Ámsterdam, mucho más habitado y con muchos más negocios que los otros, lo  más habitual es dirigirse hacia la zona del puerto (no tiene pérdida!!!), es lo más interesante que vais a encontrar, merece la pena recorrer todo lo largo de la recta del puerto visitando sus curiosos puestos donde poder hacer alguna compra de recuerdo y también sus restaurantes, os recomendamos esta zona para comer.

Paseo por el Puerto Pesquero en Volendam
Paseo por el Puerto Pesquero en Volendam
Comimos muy bien, la atención fue muy buena, y como esperábamos, estaba lleno de bastantes españoles, parece que no fuimos los únicos que nos dejamos llevar por los consejos de la red…

Nosotros hemos comido en un restaurante que vimos que en trip advisor estaba bien recomendado (De Lunch), sobre todo por turistas españoles y no nos equivocamos.

La visita en Volendam te lleva en total como unas dos horas y media entre comer y ver los puestitos. Desde Volendam se puede coger el ferry hacia Marken que sale del mismo puerto de Volendam, un trayecto de media horita por el módico precio de 16 euritos de nada…

Tomar nota, las fotos del puerto de Marken desde el ferry son geniales!!!

Marken

Interior del Pueblo de Marken en Ámsterdam
Interior del Pueblo de Marken en Ámsterdam
Si os animáis a ir en ferry, media hora después de salir de Volendam se llega al pequeño puerto de Marken, el más solitario de los 3 pueblos de los que os estamos recomendando.

Si os apetece tomar algo o incluso comer o cenar, hay uos pocos restaurantes en el puerto, los tienen puestos muy bonitos, os recomendamos hacer una mini parada en uno de estos restaurantes a tomaros algo.Si tenéis tiempo, podéis visitar la fábrica de zapatos de madera que allí se encuentra.

Si desde Marken queréis volver hasta Ámsterdam, no hay más que acercarse hasta la parada de bus de Marken (a la entrada del pueblo) y coger el autobús de vuelta hasta Ámsterdam (unos 25 minutos).

Para ello, coger el autobús rojo número 316, tener cuidado que la frecuencia de autobuses era cada media hora!

También te puede interesar nuestras Tienda Online de Accesorios de Viaje

OTROS DESTINOS DE HOLANDA QUE TE PUEDEN INTERESAR

Ámsterdam, más conocida como la Venecia del norte por sus canales
4.6/5 (92.62%) 225 votes