Compartir

Escapada de tres días por Ámsterdam

Acabamos de pasar un fin de semana de tres días en Ámsterdam, ha sido genial, la verdad, es una ciudad que nos ha parecido perfecta para hacer una escapadita de fin de semana (o de tres días como ha sido nuestro caso).

Muy accesible, con vuelos más o menos baratos y con buenos horarios y con muy buenas conexiones con el transporte público, ya sea tren, autobús o tranvía. De hecho, pudimos aterrizar en Ámsterdam a las 11.30 el viernes y marchar el domingo a las 17:00, de esta forma aprovechamos al máximo en tiempo en la ciudad.

El recorrido de los tres días por Ámsterdam

Pasamos dos días en Ámsterdam y otro visitando algunos de los pueblos de los alrededores, como son Marken, Edam y Volendam. Eso si, hay que ver lo caro que es el alojamiento en esta ciudad, los hoteles en el centro de Ámsterdam son de lo más caro que hay por Europa, nos ha parecido una auténtica pasada.

Todo esto y mucho más lo escribiré en otro artículo, en este quiero contar una cosa que realmente no conocía (probablemente porque no me haya informado nunca sobre ello) y es que resulta que en muchas ciudades las empresas de turismo que trabajan por allí ofrecen tours gratuitos por el centro, un paseo de un par de horas donde te cuentan con todo detalle muchísimas cosas de los principales puntos interesantes de la ciudad.

Tours gratis por Ámsterdam en español

Nosotros lo descubrimos el último día que nos marchábamos, pero aún así, decidimos hacer el tour gratuito el domingo por la mañana ya que estábamos seguros de que aprenderiamos un montón de cosas sobre la mayoría de los puntos de la ciudad que habiamos visitado previamente el viernes (el sábado nos fuimos a tres pueblos de las afueras de la ciudad).

El obelisco de la plaza Dam de Ámsterdam
El obelisco de la plaza Dam de Ámsterdam

La mayoría de estas empresas que ofrecen tours gratuitos por la ciudad de Ámsterdam tienen gente colocada todo el día en la plaza Dam, para los que no conozcáis la plaza, basta con situarse en la estación central y coger la calle principal justo delante de la estación, se trata de la calle Damrak. Tras andar unos 500 metros llegaréis a la plaza Dam, la reconoceréis fácil ya que a la izquierda tiene un obelisco y a la derecha se encuentra el Palacio Real y el museo de cera Madame Tussaud.

Justo ese fin de semana en el que estuvimos, la parte de la plaza donde está el palacio real estaba ocupada por una feria, así que los de las agencias de turismo estaban colocados en el obelisco de la parte de la izquierda de la plaza. Se les reconoce fácil ya que llevan unos paraguas con el nombre de la empresa y el idioma que hablan. Había de todo, tours en inglés, francés, español, etc…

La empresa del tour gratis en español: Buendía Tours

Nosotros, lógicamente nos acercamos al tour en español y nos tocó una chica que fue un encanto, Estefania! Ésta pertenece a la empresa Buendía Tours y durante dos horas y media nos dió un paseo desde la plaza Dam hacia los principales puntos de la ciudad, pasando por ejemplo por el mercado de las flores, la plaza Spui, etc… y acabando en el barrio chino y en el barrio rojo. Ignoro si hay otras empresas que hagan tours en castellano, nosotros al menos, no vimos más el domingo por la mañana.

El mercado de las flores de Ámsterdam
El mercado de las flores de Ámsterdam

Hacen dos tours al día (uno por la mañana y otro por la tarde) y os podeís apuntar en la misma plaza Dam hablando con ellos, pero tener cuidado porque también se puede apuntar la gente online a través de la web de la empresa dias antes. Esto origina el problema que, si no has reservado previamente (sin coste) pues puede que el grupo se llene y no haya sitio.

A ver, si que me gustaría comentar una cosilla sobre el tema de que sea “gratis”. Es cierto que no te cobran nada por el tour, pero si que antes de que te apuntes con ellos te dicen que al finalizar la ruta que cada uno puede dar lo que quiera según lo que le haya parecido. Vamos, que si te ha parecido una porquería te vas sin darle nada y si no, le das lo que te parezca. A nosotros nos gustó, así que le dinos un dinerito (lo que consideramos) al igual que el resto de los componentes del grupo.

Un detalle que tuvo Estefanía si que me gustaría remarcar ya que me pareció muy positivo: en el grupo iba una pareja con una niña de unos 9/10 años, justo antes de entrar al barrio rojo (que ya sabéis tod@s que allí se encuentran en los escaparates las señoritas de compañía) comentó con los padres de la niña lo que se iban a encontrar al llegar allí por si podría llegar a herir la sensibilidad de la cria y así que decidieran ellos si entraban o no.

Obviamente, al acabar el tour gratuito, Estefanía nos contó otros tours que realiza la empresa, eso si, de pago, claro. Está claro que el tour gratuito es una forma de “captar” posibles clientes para los otros tours, pero seguro que si son tan interesantes como el que hicimos, pueden merecer la pena.

Creo que las próximas veces que vayamos a otras ciudades lo primero que voy a hacer es mirar si hay tours de éstos, porque la verdad es que descubrimos un montón de curiosidades que desconocíamos por completo. El viernes nos pateamos casi toda la ciudad, pero no es lo mismo ir por tu cuenta a que alguien que lleve viviendo un tiempo en Ámsterdam te cuente un montón de detallitos sobre ésta.