Cadaqués

29
Compartir
Panorámica de Cadaqués, España
Panorámica de Cadaqués, España ©demarfa – Fotolia.com

Cadaqués: guía con lo más importante a visitar, playas que ver y actividades a realizar.

Panorámica de Cadaqués, España
Panorámica de Cadaqués, España ©demarfa – Fotolia.com

 

 

Cadaqués es un municipio catalán ubicado en la provincia de Gerona, en el seno de la comarca del Alto Ampurdán, y goza del insólito privilegio de ser la localidad más oriental del territorio español. Cuenta con una población de 2.820 habitantes y otros tantos miles de turistas anuales, una cifra portentosa que atestigua la belleza incomparable de estas costas.

Hablamos de la Costa Brava, un paraíso mediterráneo que reconoce en Cadaqués su mejor tesoro. Debe parte de su éxito a una climatología inmejorable, con veranos muy cálidos e inviernos moderados que mantienen la temperatura promedio en torno a los 15,7 ºC. En suma, un clima típicamente mediterráneo que conquistará a los bañistas.

El viento tramontano, además, es un compañero habitual en esta comarca, cuyo relieve exótico lleva tallando desde hace miles de años. También los edificios históricos, las playas y los centros culturales multiplican el atractivo de esta localidad costera.

¿Cómo puedo llegar a Cadaqués?

Bahía de Cadaqués, España
Bahía de Cadaqués, España © Yvann K – Fotolia.com

Como tantos otros municipios de Cataluña, Cadaqués dispone de una comunicación magnífica, con un abanico de posibilidades para todos los gustos.

Uno de los medios más recurrentes son las líneas aéreas, un apartado sobresaliente en estas tierras, donde los aeropuertos de Girona, de Barcelona y de Perpiñán brindan un punto de partida excepcional para desplazarse hasta la costa gerundensa.

Llegar en tren es una opción más que recomendable, sobretodo para quienes se desplacen desde Madrid, Sevilla y otros núcleos bien centralizados. En este sentido, debemos atenernos a la línea Barcelona-Figueres de RENFE y las Perpiñán-Figueres y Cervera-Figueres de SNCF.

Como no podía ser de otra manera, acceder en coche es la vía predilecta de millones de turistas, que disponen de la Autopista AP-7 de la capital catalana y de la Autopista A9 de Perpiñán. Asimismo para quienes prefieran el autobús, la línea Barcelona-Cadaqués de SARFA brinda un acceso directo, cómodo y eficaz. Finalmente, los espíritus más aventureros podrán llegar en barco, gracias al sin número de boyas y embarcaderos que salpican esta franja costera.

¿Qué podemos ver en Cadaqués?

El patrimonio cultural, histórico y artístico brillan con especial intensidad en Cadaqués, donde la figura de Salvador Dalí está muy presente en todos los rincones y la atmósfera marítima impregna cada uno de sus edificios.

La Casa-Museo de Salvador Dalí, compuesta por una hilera de barracas de pescadores, cuenta con el taller, la biblioteca y el mobiliario del pintor surrealista más provocador de todos los tiempos. Declarada ‘Bien de Interés Cultural’ y ‘Patrimonio histórico de España’, este icónico lugar hará las delicias de los amantes del arte, que podrán recorrer las salas y habitaciones que habitó el artista.

Para los incondicionales de Dalí, el Museo de Cadaqués sorprende con numerosas exposiciones de carácter temporal sobre la vida y la obra del artista. Asimismo Picasso, Pichot y otros genios estrechamente relacionados con la localidad se convierten a veces en el centro de gravedad de estas exposiciones. Y es que el arte ocupa un puesto de honor en la Costa Brava.

Visitar el Casco Antiguo es sumergirse en un laberinto de calles pintorescas donde el pavimento conocido como ‘el Rastell’ se erige en ocasiones como gran protagonista, merced a su espigada singularidad. Las calles de Santa María, de Es Call y de Es Portal son las más emblemáticas, y en ellas se asientan buena parte de los edificios simbólicos del municipio. Entre el año 1000 y 1280 se construyó una muralla que protegía a las gentes de los ataques y saqueos, tan frecuentes en la Edad Media, más aún si consideramos que su puerto pesquero llegó a ser uno de los más relevantes de la península Ibérica.

En el mismo corazón del Casco Antiguo se encuentra la Iglesia de Santa María, un templo de gran belleza y originalidad enmarcado en los estilos gótico y barroco, según observamos en la planta y el altar respectivamente. Fue levantada en el siglo XIII, aunque las sucesivas reformas cambiaron su fisonomía hacia el siglo XVI. Constituye el punto más alto de este núcleo urbano y dispone de un mirador que conquistará a sus visitantes.

Si buscas una arquitectura soberbia, la Torre del Colom está ubicada en la Avenida Víctor Rahola y fue construida en el contexto de la Guerra dels Segadors. Hablamos de una casa de inspiración modernista, conocida en principio como ‘el Castell’, hasta que Gabriel Colom le imprimió su actual denominación.

Actividades en Cadaqués

Pero si lo tuyo es la naturaleza más salvaje, el Parque Natural del Cabo de Creus deslumbra con diversos ecosistemas de gran riqueza, donde las aves rapaces y los reptiles son los dueños y señores de una orografía variada, con zonas rocosas, valles y demás. Una maravilla natural de 10 hectáreas que merece la pena conocer.

Desde 1853, el popularísimo Faro del Cabo de Creus ilumina las últimas estribaciones de la cordillera pirenaica. Estamos ante el segunda faro más antiguo de Cataluña y uno de los más bellos del mundo. En sus inmediaciones, además, se encuentra un restaurante perfecto para degustar los calcots, la escalivada y otros platos de la gastronomía catalana.

¿Cuáles son las mejores playas de Cadaqués?

Playa de Cadaqués, España
Playa de Cadaqués, España © pure-life-pictures – Fotolia.com

Con unas playas y calas de ensueño, la Costa Brava no tiene nada que envidiar a otras regiones costeras de Europa. Ventajas como el clima paradisiaco, la calidad de sus servicios o la vasta oferta de ocio hacen de Cadaqués un verdadero reclamo vacacional.

La Cala de Portlligat es, sin lugar a dudas, la más popular del municipio gerundense y una de las más atractivas para los bañistas. Pese a sus escasos 80 metros de longitud, resulta innegable la magnificencia de estas orillas de arena y grava, dotadas de una peculiar orografía que la resguardan del mar Mediterráneo. Un lugar estupendo para pasear, que espoleó la fantasía de Salvador Dalí.

Con unos 30 metros de longitud y un grado de ocupación medio, la Playa del Ros es un remanso de paz donde el ajetreo y la barahúnda urbana pueden ser olvidados. Por otra parte, los aficionados al snorkel, al buceo y a otros deportes acuáticos descubrirán un escenario imponente para disfrutar al máximo del ocio.

La tonalidades azules y blancas se confunden en la Playa Portdoguer, una joya de arenas doradas, aguas poco profundas y numerosos establecimientos hosteleros que sorprenderá a los ‘gourmets’ más exigentes mientras se regocijan con las vistas de la bahía. Desde luego, una parada obligada a nuestro paso por Cadaqués.

Cadaqués
¿Nos dejas tu valoración?