Salamanca: Guía Imprescindible

Compartir
Vista de la Catedral y el Puente Romano de Salamanca
Vista de la Catedral y el Puente Romano de Salamanca - © Jakob Radlgruber - Fotolia.com
Vista de la Catedral y el Puente Romano de Salamanca
Vista de la Catedral y el Puente Romano de Salamanca – © Jakob Radlgruber – Fotolia.com

 

 

Salamanca: guía con lo más importante a ver y visitar y las mejores actividades a realizar.

De todas las ciudades del centro de España, Salamanca sin duda alguna, es una de las más completas que existen. En Salamanca se puede hacer de todo y es que contamos con las mejores opciones que podamos imaginar para conocer la historia de nuestro país y de la ciudad en sí, increíbles lugares para relajarnos, irnos de fiesta o simplemente, pasear largas horas por sus limpias calles.

¿Quieres conocer más sobre la ciudad de Salamanca? ¡Comenzamos!

La ciudad de Salamanca es una de las regiones españolas que por excelencia llevan el emblema de “ciudad universitaria” y es que junto con Granada y Santiago de Compostela, Salamanca, queda reconocida como una de las que mayor número de estudiantes tiene registrados. Este precioso territorio fue fundado por los íberos en el año 217 a.C y desde entonces, acunó a los más grandes artistas de la época cuyas obras han quedado plasmadas en algunos de los monumentos que vemos en la ciudad.

¿Qué es lo que puedo ver en Salamanca?

No mentimos al decir que en Salamanca, todo merece la pena. Cada una de las calles que la forman tiene un ligero encanto y es que las mismas calles están muy bien organizadas, limpias y cuidadas (la política de limpieza en esta ciudad es muy rigurosa) y en ellas podrás encontrar numerosas librerías, museos, escuelas y muchos lugares que merecen la pena ser visitados.

Sin duda alguna las dos catedrales que tiene Salamanca son de visita obligada y si vas alguna vez a la ciudad no puedes perderte el entrar a verlas. La Universidad de Salamanca es muy conocida y, tal como dijimos al principio, al tener tantos estudiantes el edificio, se ha convertido en uno de los monumentos de culto del lugar.

La visita al interior de la Universidad es limitada sin embargo, podremos hacer fotografías de su impresionante fachada donde seguro, también encontrarás otros turistas haciendo lo mismo. Cabe destacar que en la misma fachada nos encontramos con un medallón en relieve de los Reyes Católicos muy queridos en el lugar.

Interior de la Plaza Mayor de Salamanca
Interior de la Plaza Mayor de Salamanca – © mrks_v – Fotolia.com

La Catedral vieja y la Catedral Nueva

Excepcionalmente, la nueva catedral del siglo XVI no sustituyó al edificio anterior, sino que se constituyó junto a él. Se da una mezcla de estilos, aunque predomina el gótico con incorporaciones posteriores renacentistas y barrocas. La fachada principal tiene tres portadas.; la central presenta relieves con temas religiosos.

Se accede a la catedral vieja, románica de los siglos XII al XIII, a través de la nueva. Destaca el magnífico retablo mayor, atribuido a Nicolás Florentino, que consta de 53 tablas que narran la vida de la Virgen y Jesucristo. En el centro se guarda la talla romántica de influencia bizantina de la Virgen de la Vega, patrona de Salamanca, realizada en bronce en el siglo XII. Sobre el retablo, remata el conjunto un fresco del Juicio Final, pintado igualmente por Nicolás Florentino.

Como hemos dicho antes, la visita a la Universidad y a ambas catedrales son obligadas pero tampoco podemos dejar pasar la oportunidad de ver la Plaza Mayor de Salamanca: Históricamente fue mandada a construir por Felipe V en agradecimiento al apoyo que la ciudad ofreció al monarca en la Guerra de Sucesión.

El proyecto, que es de Alberto Churriguera, fue realizado entre los años 1729 y 1755 para en un principio ser utilizada como plaza de toros para disfrute de los ciudadanos. Hoy en día, la Plaza Mayor de Salamanca es un lugar lleno de comercios, cafés y suele ser el lugar en el que todas las personas quedan para encontrarse cuando no conocen la ciudad.

La Casa de las Conchas

Levantada en el siglo XV, la Casa de las Conchas es otro sitio que no te puedes perder si vas de visita a Salamanca. Su nombre viene dado por la decoración de su fachada que está llena de conchas, el emblema de la Orden de Santiago y hoy en día, en su interior, se encuentra una de las bibliotecas más hermosas de las que podremos disfrutar en Salamanca.

Pero en la ciudad de Salamanca no solo podremos ver monumentos importantes, también tendremos la ocasión de poder pasear a lo largo de todo el casco histórico y hacer varias paradas para comer. El centro de la ciudad se encuentra rodeado de bares y restaurantes en los que nos podremos sentar a cualquier hora del día para disfrutar de una buena comida.

Además, contamos con el añadido de que en Salamanca comer y beber es sumamente económico por tanto, no tendrás que gastar mucho dinero para comer bien.

Por otro lado, esta ciudad también está bien reconocida por ser uno de los sitios que prefieren los jóvenes de todo el mundo para salir de fiesta. Por la noche, Salamanca se trasforma y sus calles se llenan de luces y locales que abren hasta altas horas en los que podremos disfrutar de largas jornadas de marcha y diversión.

Interior del Casco Histórico de Salamanca
Interior del Casco Histórico de Salamanca – © Jakob Radlgruber – Fotolia.com

En sus calles también hay sitio para los jardines y podremos encontrar hermosos espacios verdes en los que tumbarnos, sentarnos o pasear contemplando el paisaje. Como ya hemos dicho, Salamanca es una ciudad cultural y en ella podrás encontrar numerosas librerías y bibliotecas especializadas de las que podrás aprender no solo de la historia de la ciudad sino que también de todo un poco.

Además el territorio tiene especial debilidad con la figura del filósofo y escritor Unamuno y tienes de todo sobre el mismo en las calles de Salamanca. Monumentalmente hablando también podremos encontrar a visitar la casa de Unamuno en la que podrás darte un paseo por la vida del escritor. Cabe mencionar la impresionante biblioteca que en ella se conserva; libros escritos en distintos idiomas, ya que el filósofo dominaba varias lenguas.

¿Es recomendable visitar Salamanca?

La ciudad de Salamanca esconde mucho encanto y es buena ir a visitar al menos, una vez en vida. En ella tienes de todo, lugares para visitar, buenos sitios en los que comer y una diversidad cultural enorme. Durante el día, el territorio salmantino es tranquilo, soleado, con unas hermosas calles medievales muy bien organizadas y de la que podremos aprovecharlo todo y por la noche la ciudad se viste de fiesta, juventud y luces. Ideal para ir con tu familia, tus amigos o pareja Salamanca, siempre tiene un sitio para ti.

Salamanca: Guía Imprescindible
5 (100%) 1 vote