Isla de Man, el destino a incluir en tus próximas vacaciones

27
0
blank
@https://pixabay.com/es/photos/sunrise-snow-monta%C3%B1as-5882167/

Estoy seguro que más de una vez habréis oído hablar de la famosa Isla de Man, aunque probablemente será más por su carrera de motos o incluso por ser uno de los destinos predilectos de grandes compañías ya que, casualmente, los impuestos quedan reducidos a cantidades ridículas, lo que hace que sea un gran atractivo para muchas empresas.

Lo bueno de esto, es que la convierte en una de las zonas del planeta donde el parto queda reducido a unos niveles mínimos del 1%.

Pero bueno, más allá de pequeños detalles como esto, es hora de mostrar a esta isla como un destino para ir de vacaciones y es por esto que os vamos a indicar alguno de sus mejores y mayores curiosidades.

Empezando por cómo llegar hasta la isla, es fácil encontrar un vuelo desde Londres a buen precio. También se puede ir en ferry, pero vaya por delante porque es más caro y en esa zona además el mar no es que suela ser demasiado tranquilo precisamente.

La isla tiene ferry a Liverpool, en verano, también puede tomar el ferry a Belfast y Dublín y se permite llevar vehículos en el transbordador.

Un buen punto de partida es el punto más elevado de la Isla de Man, el monte Snaefell, que alcanza los 621 metros sobre el nivel del mar.

Otro buen sitio al que acudir luego es el Castillo de Peel, construido en la Isla de San Patricio. Fue levantado por Magnus Barelegs (Magnus III de Noruega) y, lamentablemente, sólo está abierto al público en verano.

Un día entero lo podéis dedicar recorriendo por completo la costa sur de la Isla de Man. Eso si, tener en cuenta que os vais a tener que enfrentar a algo muy típico de esta isla, como es la habitual niebla que se extiende de lado a lado de la isla.

No dejéis de visitar los acantilados, que aparecen tras dejar atrás Mull Hill. Desde allí se puede divisar Calf of Man y sus únicos habitantes en la actualidad: los grupos de focas que suelen disfrutar sobre las rocas de los rayos de sol que ofrecen los atardeceres de la isla.

¿Os habéis fijado, por cierto, en la curiosa forma que tiene la bandera de esta isla? Si, está formada por tres piernas, que cosa más rara, ¿verdad? Se trata de una simbología la cual podría representar la trinidad del pasado, el presente y el futuro.

Este símbolo se conoce como trisquel, una palabra que viene del griego, cultura en que también se utilizaba. La palabra griega original está conformada por tri o tre y skelos o piernas, lo cual nos vuelve a llevar a la bandera de la Isla de Man.

Seguro que os han entrado ganas de tener una réplica de esta bandera, je, je. Bromas aparte, la podéis comprar en una tienda online de banderas.

Como actividad estrella que os recomendamos a realizar en esta isla y, siempre y cuando os resulte atractivo el tema del buceo, es el descenso en busca del tiburón peregrino, sólo apto para aquellos que sean atrevidos.