Planes para disfrutar Ibiza en familia

57
0
Ibiza
Ibiza @https://pixabay.com/en/ibiza-sea-booked-spain-turquoise-829019/

A primera vista, pareciera que Ibiza es un lugar predilecto para el ocio y la diversión de los adultos, repleto de lugares nocturnos y de calas románticas para disfrutar en pareja. Sin embargo, nada está más lejos de la realidad, ya que la propia isla alberga tantas actividades y lugares distintos que llevar a toda la familia -y con ello se entiende que a los niños- será una maravilla en todo el significado de esa palabra.

Ibiza es más que calas impresionantes y mercadillos. Y cuando se viaja con toda la familia, es una cuestión aún más relevante, porque se necesitarán hacer otros planes, buscar alternativas, ahorrar en el proceso y, por encima de todo lo anterior, garantizar la dinámica y la diversión, tan propias de una isla como esta y tan necesarias para cuando la travesía es en compañía del resto de los integrantes de la familia.

Movilidad y alojamiento

Primero que nada, cuando se viaja en familia es prudente verificar las opciones de alojamiento disponibles, priorizando siempre aquellos recintos que ofrezcan soluciones pensadas para todas las edades, bien por promociones especialmente diseñadas para la familia -por ejemplo, hoteles que ofrecen descuentos por llevar niños- o también por tener espacios o áreas infantiles o actividades que estos puedan disfrutar, sin coste alguno o por una fracción módica que bien merezca la pena.

Tranquilidad y cercanía, además del confort propio de cada lugar, es lo que se debe buscar con respecto al alojamiento. Nunca intentar buscar lo más barato, porque suele estar acompañado de un par de cosas que tal vez no agraden tanto.

Luego está el tema de la movilidad. La mayoría de los consejos irán acerca de utilizar un coche de alquiler. El transporte público puede ser suficiente y si se aloja en lugares cercanos al centro o a los sitios que se esperan visitar, puede ser suficiente y mucho más barato. En cambio, si se quiere una aventura completa, visitar Ibiza de cala en cala y no estar preocupados por horarios, el coche propio o de alquiler será una decisión acertada.

Actividades para toda la familia

Ibiza es una isla repleta de actividades para toda la familia, a pesar de que a nivel mundial sea conocida por el ocio nocturno y para adultos. Dentro de las propuestas, aquellas que involucran directamente a la naturaleza y al mar son las más recomendadas para hacer con la familia y con los niños, principalmente porque les permite realizar algo totalmente diferente.

En ese caso, puede ser interesante darse un baño de barro en calas como Aguas Blancas o Sa Caleta -esta última, ubicada en San Antonio o d’es Bol Nou-; o bien visitar calas prácticamente desiertas y seguras para los niños -además, con locaciones majestuosas para hacerle fotografías a ellos- como Benirras o Cala Comte.

Para los que buscan diversión para los hijos, pero no quieren precisamente el descubrimiento natural, los parques de Ibiza son realmente impresionantes. El Parc de S´Illa -el más grande en la isla- y hasta una docena de parques distribuidos por toda Ibiza, serán suficiente alternativa para que los niños disfruten jugando al aire libre.

Finalmente, por supuesto, las aventuras acuáticas. Las posibilidades de practicar paddle surf, kayak, natación; y hacer tours en pequeñas embarcaciones -que a menudo ni siquiera requieren de licencias- o embarcarse en un viaje a la vecina Formentera -algo que la familia debe realizar al menos una vez- son planes que encajarán bien en todo itinerario.

Ibiza es una isla maravillosa. Digna de descubrir paso a paso, sin apuros, visitando desde los mercadillos hasta las calas, no dejando de lado que su esencia está en el turismo de ocio y de diversión, por lo que encontrar el equilibrio será esencial para que tanto la familia -como grupo- como cada uno de sus integrantes -desde el aspecto individual- se lleven una grata imagen y una experiencia inolvidable tras su visita a la más divertida de las Baleares.