Propuestas de cruceros para los próximos meses

Compartir
Destinos de crucero para los próximos meses
Destinos de crucero para los próximos meses (c) Can Stock Photo

Con su atmosfera solar, sus ciudades atípicas llenas de historia o sus islas intimistas, la región mediterránea seduce a todos los turistas. Cada destino revela una identidad propia, un encanto seguro, pero para ti hemos seleccionado las escalas más bellas para tu próximo crucero en el mar Mediterráneo.

Le Lavandou y Porquerolles, escalas idílicas en Francia

El sur de Francia no es únicamente el ambiente refinado de Cannes o las playas animadas de Saint-Tropez. El litoral tiene islas encantadoras y bastante desconocidas, a menudo olvidadas a favor de Marsella en un crucero mediterráneo aunque revelan lugares preservados lejos de las afluencias turísticas. Las islas de Oro como Porquerolles y LeLavandou ofrecen así un litoral encantador donde se alternan playas idílicas y una naturaleza generosa. Estos trozos de tierra también son un lugar ideal para los adeptos de deportes náuticos. El submarinismo y la vela están allí muy practicados.

Portoferraio, una escala de encanto en la isla de Elba

A medio camino entre Córcega y Toscana, la isla de Elba es también una escala de elección en el Mediterráneo, más precisamente Portoferraio. Esta ciudad tranquilatiene su encanto en su pasado histórico visible en su notable patrimonio arquitectural.  Al pie de sus casas de época colgadas en el costado de la colina, Portoferraio ofrece bellas playas para aprovechar del sol y del mar.

Palma de Majorca, una ciudad alegre de múltiples facetas

Las Islas Baleares no se limitan a las noches locas de Eivissa y de San Antonio en la isla de Ibiza. Mallorca, la isla más grande del archipiélago español, tiene un destino también atractivode múltiples facetas: Palma de Mallorca. Si por la noche hay un buen ambiente nocturno, durante el día hay numerosas alternativas para los visitadores, desde la catedral majestuosa hasta  el refinado palacio del Almudaina. Irse en búsqueda de una caleta secreta o perderse en las llanuras en flores son unas de las muchas ideas de paseo el tiempo de una escala a Palma de Mallorca.

Portofino, un tranquilo lugar italiano y lleno de colores

Desde el mar, Portofino dibuja un paisaje impresionante con su hilera de casas coloreadas que contrastan con el azul del Mediterráneo y el verde de la colina que les domina. Destino preciado de las estrellas internacionales para su tranquilidad, esta localidad cerca de la ciudad metropolitana de Génova es un lugar de paz que hay que descubrir absolutamente. Después de haber visitado su plaza central y su fortaleza, no hay cosa mejor durante una escala a Portofino que evadirse en el parque natural regional situado al lado de la ciudad o de sumergirse en el universo increíble de la reserva marítima.

Lipari y sus paisajes pintorescos

Los amantes de bellos paisajes apreciarán particularmente un crucero que tiene una escala a Lipari, ciudad principal de la isla epónima, la más grande de las islas Eolie. Estas islas volcánicas fascinan por su terreno atormentado recorrido por corrientes de lava petrificadas y que guardan preciosamente una flora excepcional. Desde las alturas de sus picos volcánicos, Lipari descubre un panorama que incluye las islas vecinas que emergen del mar azul. La ciudad misma merece ampliamente una visita por los tesoros preciosamente guardados en su fortaleza. Bordeada de una parte y de otra de las bahías, Lipari es ideal para aprovechar de agradables momentos de playa.

Malta, una isla fuera del tiempo

Aunque sea la isla más grande del archipiélago maltés, Malta revela proporciones bastante modestas. No obstante, rebosa de descubrimientos, particularmente en Valetta, el principal puerto de anclaje de los cruceros. Capital multisecular, la ciudad es un verdadero resumen de tesoros históricos. Se pueden contar no menos de 300 monumentos en esta pequeña localidad con tonos miel. Para variar los placeres de una escala en Valetta, empezar con un circuito gastronómico en los restaurantes de la ciudad es una buena idea. La ciudad es además un punto de pasaje perfecto para irse a la conquista de las playas de la isla como la de Mellieha o de ciudades pintorescas tal como Sliema o San Giljan.

Agios Nikolaos, la puerta de Creta

El puerto de Agio Nikolaos sirve la isla de Creta entera. Aunque la ciudad hoy es muy apreciada por los turistas, supo guardar sin embargo una parte de autenticidad, pero sobre todo su tranquilidad. Esta pequeña localidad cretense se visita desde el puerto hasta sus casas tradicionales. Siguiendo el canal, el paseo lleva entonces al centro de la ciudad, al lado del lago Voulismeni. Aquí podemos saborear la tranquilidad de los lugares en las tabernas y los cafés. Para los aficionados de la playa, nada mejor que pasar a Agio Nikoalos para poner sus servilletas o sus hamacasen las playas de guijarros o de arena fina antes de bañarse en sus aguas calientes.

Dubrovnik, escala en territorio croata

Dubrovnik no da directamente al Mediterráneo, sino al mar Adriático, un brazo de éste. Por su riqueza figura desde hace tiempo en la mapa de las escalas en el mar Mediterráneo. De lejos, la ciudad croata seduce de golpe para su adorno monumental impresionante. Desde su centro histórico, adivinamos fácilmente  como podía ser Dubrovnik en otro tiempo. Al lado de su casco antiguo hay otros monumentos para descubrir como la catedral de l’Asunción de la Virgen o el Palacio del Rector. Al término del paseo, se abre a los visitadores la playa guijarrosa de Sveti Jakob dominada por un acantilado que ofrece unas vistas increíbles  sobre el mar y el corazón histórico.

Haifa, a la conquista de un fascinante lugar israelí

Israel evoca a primera vista las peregrinaciones con destinación a Jerusalén o a Nazareth. Sin embargo, a lo largo de su litoral, el país tiene una otra identidad con sus ciudades costeras tales como Haifa. Bañada por sol, la ciudad desenrolla al borde del Mediterráneo una quincena de kilómetros de arena fina que invita a la ociosidad. Los amantes de los deportes náuticos también pueden disfrutar de la ciudad. Durante una escala en Haifa, todas las ganas del momento serán colmadas. En sus museos no faltan las actividades culturales. Hay que incluir en el programa la subida al monte Carmelo, extasiarse delante del esplendor del mar más abajo y visitar los jardines en terraza. Ciudad efervescente con ambiente festivo, Haifa encantará sin duda a los aficionados de fiesta.

Propuestas de cruceros para los próximos meses
¿Nos dejas tu valoración?