Compartir



Booking.com

Guía de Skiathos, Grecia

En nuestra búsqueda de las mejores islas griegas encontramos la bella Skíathos, se trata de una pequeña isla bañada por el mar Egeo situada cerca de Skópelos.

Pertenece a las maravillosas islas Espóradas, siendo la más occidental a unos 35 km de la isla de Eubea.

Al oeste de la isla se encuentra la parte continental de Grecia, prácticamente rozando la península de Pelión mediante el Cabo Sepíade, separados únicamente por 5 km de cristalino mar. 

¿Cómo llegar a Skíathos?

Si ha decidido viajar a este pequeño paraíso podrá hacerlo tanto por mar como por aire. La isla cuenta con el Aeropuerto Alexandros Papadiamantis situado a 3km de la capital. Es el aeropuerto con la pista de aterrizaje más corta de toda Europa, fue construido sobre tierra pegada al mar y la cercana isla Lazareta para unir las dos islas y hacer de ambas una más grande.


Hay vuelos directos a Reino Unido pero el resto necesitan parar a repostar en el aeropuerto más cercano. Dicho aeropuerto dispone de todos los servicios necesarios, así como agencias de viajes, oficinas de turismo y de alquiler de vehículos. Para dirigirse hasta el centro lo más viable es coger un taxi que le lleve directamente hasta su alojamiento.

Existen vuelos charter que conectan Skíathos con las islas griegas cercanas y dispone de vuelos diarios de Olimpic Airlines desde Atenas diariamente durante todo el año, así como también a otros destinos Europeos pero con mucha menos regularidad. Así que si finalmente elije como destino de sus vacaciones este paraíso policromático de los verdes campos de pinos, azules aguas cristalinas y el blanco característico de las casas pueblerinas. La mejor opción, por lo tanto, es que desde su origen se dirija en avión hacia el Aeropuerto Internacional de Atenas y allí realice una escala hasta la isla de Skíathos, una de las islas más visitadas y famosas de Europa.

Una vez en Atenas puede llegar a la isla mediante ferry también, es la mejor manera para disfrutar del maravilloso espectáculo de islas, además de estar disponibles para transporte de vehículos. También hay una oferta disponible de hidroplanos y flyingcats que parten desde el puerto de Agios Kostandinos, en las Termópilas, Volos, cerca de Atenas, o de Salónica, conectando también con el resto de islas Espóradas.

Son bastante más rápidos, tardan alrededor de una hora, pero no permiten transporte extra y dependen del clima para realizar el viaje, hay que tener en cuenta pero que el precio es mayor.

¿Cómo moverse por Skíathos?

Skiathos - Puerto de la isla, Islas Griegas
Skiathos – Puerto de la isla, Islas Griegas (c) Can Stock Photo

Esta isla solo dispone de carreteras al sur, al este y al noroeste, en el resto del territorio éstas no están asfaltadas pero dado el buen transporte público el vehículo no se hace necesario e incluso puede hacerse engorroso dado la dificultad de sus caminos de tierra, sobretodo en el norte, así que puede prescindir de alquilar un coche y sumarse al flujo de habitantes para saborear más la fantástica cultura y hospitalidad griega tan característica.

Cuenta con tres líneas de autobús muy regulares que conectan toda la isla por el norte y por el sur.

Es una isla pequeña pero bastante visitada dada la magnificencia de sus pinos, que llegan a entrar casi prácticamente en el mar. Este hecho hace de Skíathos la isla más verde de todo el conjunto de islas griegas y, junto con el monte Pelión al fondo, ofrece seguramente una de las más maravillosas vistas desde sus playas dado el brillante contraste de mar y montaña.

Uno de los oficios característicos de esta zona es el Kaiki, el tradicional transporte de viajeros hacia las islas pequeñas de los alrededores en los barcos propios de los habitantes, así que es recomendable perderse es cualquiera de los pequeños pueblos, acercarse a un artesano del mar y disfrutar de las inolvidables microislas inhabitadas como Achladies, Vromolimnos, Kastro, Lalaria, totalmente preciosa e imperdible, o con playas como Tsougrias.

Si parte del gran puerto de Skíathos podrá visitar además las islas vecinas de Skopelos y Alonissos, totalmente recomendables y perfectas para redondear un viaje perfecto.


¿Qué ver y hacer en Skíathos?

Como ya se ha comentado, la capital de la isla es la ciudad de mismo nombre, la cual es muy tradicional griega aun que cuenta con matices al ser muy colorido dados los tejados diferentes de tejas y la cantidad de flores y adornos.

Skiathos - Una de las iglesias de la isla, Islas Griegas
Skiathos – Una de las iglesias de la isla, Islas Griegas (c) Can Stock Photo

La manera más interesante de descubrir realmente el encanto de la isla es hacerse con un barco ya que le resultará más barato. Además, en playas como Koukounaries, Kanapitsa y Megali Ammos puede practicar múltiples deportes acuáticos e incluso paracaidismo.

Uno de los lugares imperdonables de perderse es la fortaleza de Bourtzi, uno de los lugares más bonitos dada toda la historia que se puede contemplar, además, se encuentra conectada con la capital mediante un puente en el puerto. Se pueden visitar las ruinas del castillo y tanto la reconstrucción de la iglesia de San Jorge como de la fortaleza en si. También se puede disfrutar de una maravillosa vista desde la iglesia de San Nicolás.

En la ciudad de Skiathos se encuentra el museo del célebre artista Alexandros Papadiamantis, desde el que podrá viajar a la época griega de finales del siglo XIX. También en la capital se encuentra la Iglesia de la Santísima Virgen Limnia, interesantísima de visitar.

Como ya hemos recomendado, al norte se sitúa la ciudad fortificada de Kastro, deshabitada actualmente en la que puede disfrutar de tres de las más importantes hermitas, déjense caer por Kastronisia, y descubra las maravillas del monasterio de Nuestra Señora de la Anunciación en el monte de Karaflitsanaka, perdiéndose entre los monasterios de Agios Jarálambos y  de la Santísima Virgen de Kejria, desde los cuales podrá sentir con toda pasión la gran cultura griega y su vívida historia.

Dada la gran cantidad de pequeños monumentos que visitar lo más recomendable es visitar cada rincón pues en cada pequeña aldea puede descubrir preciosas y valiosas historicidades.

Playas recomendables en Skíathos

Los habitantes de este paraíso idílico muestran con orgullo la que es una de las playas más maravillosas del mundo, la llamada Koukounaries, situada al sudoeste de la isla y también llamada la playa de la arena dorada dado su increíble color dorado que da un cálido resplandor a sus aguas cristalinas y a su adentrado bosque de pinos, que culminan en la fantástica laguna de Strofilia.

Si usted es de los que hacen disfrutar a todo su cuerpo de las maravillas de una mágica isla la playa Banana le asombrara, está totalmente reservada para nudistas (igual que Trulos), situada en uno de los rincones más privilegiados de todo Skiathos rodeada de verdísima naturaleza a solo unos pasos de Koukounaries.

A pesar de que la isla es pequeña cuenta con más de 60 playas que explorar, entre las que no puede perderse está Lalaria, se encuentra al noroeste y necesitará una embarcación para llegar hasta ella, es la más tranquila e idílica para relajarse puesto que no suelen llegar muchos turistas. Es de piedra natural y forma arcos verdaderamente sorprendentes.

Otra playa muy tranquila y apacible es Eleni, compuesta también por el verdor de los pinos que la rodean es maravillosa si no es para usted un inconveniente que la arena sea más pedregosa.

Si desea recorrer un mayor camino tanto nadando como en barco para que la recompensa sean las esplendorosas y aisladas playas perdidas en diferentes islotes cercanos, pruebe a visitar Kastro, yendo hacia el norte, se puede llegar nadando y puede disfrutar también de una visita a su castillo y ciudad medieval. 

También, gracias a la ayuda de un barco, puede llegar hasta Tsougrias, un islote inundado de vegetación totalmente deshabitado, es muy recomendable pasar todo un día allí descubriendo y paseando por la espesa superficie verde e incluso admirar su pequeña iglesia.

Si, en cambio, no desea alejarse mucho de la capital, cerca del aeropuerto se encuentra Xanemos, una magnífica composición de tres playas bañadas en preciosas aguas turquesas en el fondo de las cuales se distingue la isla de Skopelos, si desea caminar un poco al atardecer, después de todo el día tomando el sol, puede dejarse caer por las ruinas del poblado prehistórico.

¿Dónde alojarse en Skíathos?

Esta isla pone a su disposición hoteles, apartamentos y habitaciones, es recomendable reservar con antelación dado que las plazas suelen agotarse con rapidez.

La capital es muy viva y ajetreada por la noche, dispone de todo tipo de servicios y lujos pero sobretodo ocio y diversión. En la parte sur de Skíathos se encuentra Kanapitsa, situada en el cabo Kalamaki, donde se apuesta por hoteles y apartamentos lujosos con todo tipo de servicios así como deportes acuáticos.

Si en cambio desea algo más tranquilo, cualquier pequeño pueblo puede ser el ideal, así que atrévase a descubrir cual es su preferido dadas sus necesidades y entréguese a unas vacaciones de auténtica relajación, placer y viajes en el tiempo.

Skíathos: Guía Imprescindible
4.7 (93.33%) 3 votes