Organiza ya tus viajes para 2018 ¡A todo el mundo le gusta viajar!

Hoteles en Italia

¡Ahorra en fantásticos hoteles ubicados en destinos populares entre viajeros de tu zona!

Booking.com

Descubre Italia

Esta bella nación de la península mediterránea te espera, para que admires las más grandiosas obras de Miguel Ángel y da Vinci, explores el corazón de la religión católica y te tomes la clásica foto frente la Torre inclinada de Pisa.
Italia nació a partir de una serie de ciudades estado. Hoy en día, cada una de sus ciudades conserva esa atmósfera que las distingue entre sí, con su propia colección de tesoros famosos, entre los que se encuentran hermosas catedrales e importantes pinturas de Leonardo da Vinci. Viaja de una ciudad italiana a otra, contempla las reliquias del Imperio romano, algunas de las iglesias más grandes y espectaculares del mundo, y unas de las obras más célebres del arte renacentista.
Inicia tu recorrido en Roma, el centro del mundo, tanto para los católicos como para los renacentistas. Observa los históricos artefactos y la arquitectura romana, incluido el monumental Coliseo, el antiguo centro administrativo en el Foro romano, y el Panteón. Posteriormente, visita la Ciudad del Vaticano ubicada en la zona central de Roma, donde se ubica la residencia del papa. Dirígete hacia la Basílica de San Pedro, caminando por la plaza del mismo nombre. Se trata de la basílica más grande y la más importante del mundo católico. Admira la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, situada en uno de los museos del Vaticano.

Dirígete hacia el norte, a la región de la Toscana y visita la cuna del Renacimiento italiano, Florencia. Recorre los principales museos de arte de la ciudad para ser testigo de las maravillas artísticas del arte italiano, como el David de Miguel Ángel que se exhibe en la Galleria dell’Accademia delle Belle Arti, o el Nacimiento de Venus en la Galería Uffizi. En la cercana ciudad de Pisa verás una de las atracciones más importantes de Europa, el Campo dei Miracoli, famoso por su Torre del campanario inclinada. Finalmente, recorre los viñedos de la Toscana, incluida la famosa región de Chianti.

La zona más septentrional de Italia tiene para ti otras dos ciudades importantes: Venecia y Milán. Aprovecha la oportunidad de dar un paseo por el Canal Grande de Venecia. Después, llega a Milán para contemplar el Duomo, una de las catedrales góticas más fascinantes de Europa. Cerca de allí se encuentra la Basilica di Santa Maria delle Grazie, con un estilo más sencillo, aunque en sus instalaciones se resguarda una obra muy importante: la Última Cena de Leonardo da Vinci.

Viaja a Italia en avión y llega a los aeropuertos internacionales de Roma, Milán o Venecia. Recorrer el país en auto o tren es una opción ideal. Para culminar tu visita con un merecido descanso después de visitar las grandes ciudades de Italia, navega hacia las tranquilas islas mediterráneas de Sicilia o Sardinia.

Vacaciones en Roma 2018

Roma es hogar de más de 2.8 millones de residentes, muchos de los cuales con gusto te dirán cuál es la mejor pizzería de la ciudad o cuál es su equipo favorito de futbol. El único momento en el que el ritmo baja un poco es en la tarde, después de la comida.

Roma, la ciudad sobre las siete colinas, está dividida en distritos a los que suelen conocer por las atracciones clave que ofrece cada uno. La capital italiana se caracteriza por sus calles y bulevares adoquinados, pero principalmente por el río Tíber que corre a través de ella. Lleva un mapa mientras exploras la ciudad, especialmente si visitas algunos de los distritos más antiguos, ya que las direcciones y calles pueden ser un poco confusas al principio. Caminar es la mejor manera de trasladarte por los angostos e intrincados caminos de los sitios históricos. Los autobuses son la opción más práctica de transporte público.
No obstante, perderte en Roma es parte del encanto. Podrías descubrir algún tesoro escondido como una panadería subterránea que sirva “cornetti” (cuernitos recién salidos del horno) o una excavación arqueológica en el centro de alguna concurrida calle.

Además, una parada obligada de tu visita a Roma es admirar sus monumentos artísticos y arquitectónicos. En el Vaticano, encontrarás maravillas del Renacimiento, como el Palazzo Senatorio (el Palacio del Senado) y la Capilla Sixtina. Y también hallarás joyas del Barroco como laBasílica de San Pedro, la Plaza de España y laFuente de Trevi. Viaja a tiempos aún más remotos para vivir de cerca el Imperio Romano: pasea por Foro Romano, el cual culmina en el imponente Coliseo. Entre cada uno de tus paseos, siéntate y disfruta de un café en una de plazas de la antigua ciudad, como la Piazza Navona.

Junto con la ópera y otros estilos musicales, el futbol y la arquitectura, los romanos adoran la comida y el vino, y tú puedes comer delicioso en toda la capital. En Roma hay bastante buena cocina y vino italianos. El Spaghetti carbonara es un guiso clásico, no obstante, la verdadera cocina romana es mucho más que pasta. Se trata de comida sencilla y deliciosa que se prepara con lo que esté disponible en la temporada.

Una vez que hayas visitado los puntos de referencia obligados cada día, haz como hacen los lugareños. Encuentra un rincón para comer tu “gelato” (helado) y contempla los tonos color rosa del atardecer mientras practicas el ideal romano de “il dolce far niente”, o “lo dulce que es no hacer nada”.

Vacaciones en Venecia 2018

La “Ciudad de los canales” es la cumbre del romanticismo: entre las góndolas y serenatas, las iglesias y palacios deslumbrantes y su historia extraordinariamente rica, Venecia es un destino único en el mundo.
Camina por las calles adoquinadas y puentes de esta “ciudad inundada” ideal para los peatones y déjate llevar por los sentidos. Escucha el agua chocando contra las góndolas. Respira el aroma de la comida verdaderamente italiana y saborea vinos exquisitos en las terrazas de los restaurantes. Siente el calor del sol en la piel a medida que caminas por la Plaza de San Marcos (“Piazza San Marco”) y escucha a los músicos callejeros cantando serenatas a los enamorados.
Venecia es una ciudad muy animada incluso en invierno. El verano suele ser muy cálido y es cuando más gente visita la ciudad. Si prefieres, ven en privaera u otoño, cuando el clima es más templado. Es fácil visitar las atracciones principales en cuestión de unos cuantos días. La Plaza de San Marcos(conocida como “La Piazza”) es el lugar perfecto para empezar. Ahí verás dos de los edificios más espectaculares de Venecia: la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal (“Palazzo Ducale”, en italiano) En la Basílica encontrarás el mejor ejemplo de la influencia bizantina en Venecia, con los mosaicos dorados y los complejos domos. Por su parte, el Palazzo Ducale seguramente te impresionará con el lujo y poder que refleja.

El Gran Canal forma una S y pasa por los principales puntos de interés. Podrías pasar horas simplemente viendo góndolas y “autobuses acuáticos” (los llamados “vaporetti”). O bien, súbete a uno y realiza un paseo inolvidable. El recorrido acuático puede llevarte por edificios tan renombrados como la Ca’ d’Oro, la Basílica de Santa María de la Salud y te permitirá pasar por debajo del representativo Ponte de Rialto. Prueba un platillo tradicional a base de arroz y chícharos (risi e bisi) en alguna “osteria” tradicional (un pequeño restaurante que sirve especialidades locales).

Asegúrate de ver otros de los tesoros venecianos, como la Iglesia de Santa María de los Milagros (Chiesa Santa Maria dei Miracoli), una iglesia de puro mármol que data del siglo XV. Toma un paseo en bote hacia las islas Murano y Burano. Ambas son conocidas por los artesanos que trabajan el vidrio (Murano) y los encajes (Burano). El paseo por las islas lo puedes hacer tranquilamente en un día desde el siempre concurrido pero irresistible corazón de Venecia.

Saborea tus días en la Ciudad de los Canales y agasájate con la comida, el romance y el lujo de Italia.

Vacaciones en Florencia 2018

Florencia es elegante, aristocrática e inmensamente orgullosa de sus tesoros culturales, artísticos e históricos.
A Florencia con frecuencia se la menciona entre las ciudades más hermosas del mundo. La capital de la Toscana fue la cuna del Renacimiento, donde Miguel Ángel, Donatello y decenas de los artistas más venerados de Europa ejercieron sus oficios. Pasea por la red de calles empedradas y visita sus boutiques, cafés históricos y extraordinarias galerías.
El domo de Brunelleschi en la cima de la Catedral de Santa Maria del Fiore (Duomo, en italiano) domina el horizonte. Vista de cerca, la catedral no es menos impresionante. La colorida fachada de mármol ocupa un lugar destacado en el corazón cultural y físico de la ciudad, la Piazza del Duomo. La ubicación central de la plaza la convierte en el punto de inicio perfecto desde donde puedes visitar los principales atractivos de la ciudad.

Camina en cualquier dirección para encontrar más placeres florentinos. Al sur se encuentra la Galería Uffizi (Galleria degli Uffizi), uno de los museos de arte más venerados e importantes del mundo. Pasa un día entero admirando las obras maestras de los grandes artistas del Renacimiento como Botticelli, da Vinci y Rafael.

Atraviesa el Ponte Vecchio, el famoso puente peatonal que cruza el Río Arno, para apreciar más obras artísticas en el Palacio Pitti (Palazzo Pitti). El palacio, que alguna vez fuera la residencia de la familia gobernante de los Médici, alberga una serie de galerías que contienen trabajos de maestros como Rafael y Caravaggio. En el Jardín de Bóboli (Giardino di Boboli), cerca de allí, descubrirás uno de los primeros ejemplos del diseño italiano de jardines, un lugar que también te ofreces espléndidas vistas de toda la ciudad. Al norte encontrarás magníficos ejemplos del diseño armónico y racional, tan importante para el arte renacentista. La Iglesia de San Lorenzo (Basilica di San Lorenzo) se distingue por el trabajo artístico de Brunelleschi y Miguel Ángel.

Varios cafés ubicados entre las galerías y tiendas sirven delicias típicas de la Toscana, como el jamón prosciutto, sopas de tomate y bistecs a la florentina. Siéntate y observa pasar a los residentes locales en sus motonetas o luciendo los últimos atuendos de diseñador. Este es el hogar de la marca Gucci, y los residentes son muy apasionados en cuanto a su estilo.

Florencia tiene un clima caliente y mediterráneo. Sólo hay periodos prolongados de mal clima durante los meses de invierno. La ciudad atrae a cerca de 8 millones de visitantes cada año, por lo que es probable que siempre te encuentres con mucha gente incluso en las temporadas bajas. Reserva con anticipación tus boletos para las galerías, en especial la Uffizi, ya que es posible que no los consigas si simplemente te presentas ahí el día de tu visita.

Los principales atractivos en la ciudad se encuentran a 15 minutos a pie de distancia entre sí. El transporte público de Florencia es eficiente, y los autobuses eléctricos dan servicio a los principales museos. Conducir y estacionarse puede ser problemático.

Vacaciones en Bolonia 2018

Sin la multitud de turistas que domina muchas centros turísticos italianos, esta hermosa ciudad es el hogar de la universidad más antigua de Europa y de algunos de los mejores restaurantes del país.
Las torres renacentistas, murallas medievales, y tejados que bañan la ciudad con una variedad de impresionantes tonalidades de rojo, han contribuido para forjar su reputación como una de las ciudades más fotogénicas del norte de Italia. Sin embargo, contrariamente a Florencia, Milán y Venecia que tienen grandes multitudes de turistas, Bolonia tiene una comunidad muy unida de gente local, que le da a la ciudad un ambiente acogedor. Bolonia es el hogar de la universidad más antigua de Europa y su gran población estudiantil hace que tenga una vida nocturna muy animada. Si bien la historia de Bolonia es larga y fascinante, su cultura contemporánea está viva y muy activa, pues cuenta con algunos de los mejores restaurantes, galerías y festivales del país.
Bolonia es hermosa todo el año, pero si quieres disfrutar de los magníficos paisajes por los que es conocida, y ver el sol abrazar sus calles y tejados, visítala entre los meses de abril y octubre. Si vienes en invierno te encantarán los famosos pasillos cubiertos de la ciudad, conocidos como I Portici. Estos hacen que sea posible atravesar el centro de la ciudad sin sufrir directamente las inclemencias del tiempo. Sigue los pasillos para llegar a los principales monumentos de la ciudad, incluidas las torres degli Asinelli y dei Garisenda, las torres gemelas del Renacimiento que se pueden ver a por toda Bolonia.

La comida es uno de los aspectos más importantes para un italiano; por lo que el hecho de que Bolonia sea considerada la capital gastronómica de Italia, entusiasmará incluso a los más finos paladares. Gracias a la excelente calidad de los productos y a la importancia que se le otorga a la cocina es difícil encontrar mala comida aquí. Busca las pizzerías y trattorias con gente local, ya que es probable que sean las mejores de la zona. El plato de pasta servido con una rica salsa de carne es un manjar regional, ahora conocido en todo el mundo como espagueti a la boloñesa.

Bolonia está bien comunicada con las principales ciudades italianas por medio del sistema ferroviario de alta velocidad de Italia, pero también a nivel internacional, gracias a su aeropuerto internacional. Una vez en la ciudad puedes desplazarte en autobús, taxi, a pie, o, puedes hacer como los lugareños y alquilar una bicicleta para visitar la ciudad con gran estilo.

También te puede interesar nuestras Tienda Online de Accesorios de Viaje
Italia, el país cuya belleza artística se manifiesta por todos los rincones
4.9/5 (97.21%) 215 votes