Pueblos a visitar cercanos a Barcelona

66
Compartir
Puerto de Barcelona
Puerto de Barcelona @https://pixabay.com/es/barcelona-españa-puerto-playa-2390520/

Alrededores de Barcelona

¿Planeas venir a Barcelona en tus próximas vacaciones? ¡Excelente decisión! La segunda ciudad más grande de España es uno de esos destinos que tienes que visitar al menos una vez en la vida.

Impresionantes monumentos y museos, arquitectura de distintas épocas, pintorescos barrios, exquisita gastronomía y poco más de cuatro kilómetros de playa son sus principales atractivos turísticos y culturales.

Ahora bien, tu visita no estará completa si no incluyes en tu itinerario algunos de los pueblos con encanto en Barcelona. ¿Por qué decimos esto? Sigue leyendo para saber la respuesta.

Sitges: sol, arena y algo más

Sitges, cerca de Barcelona
Sitges, cerca de Barcelona @https://pixabay.com/es/sitges-playa-costa-dorada-arena-1477826/

Viajando en coche, esta localidad se ubica a solo cincuenta minutos. Sant Sebastià es un punto de visita obligada. Además de sus restaurantes con terrazas a la orilla del mar, esta playa cuenta con espacios deportivos, quioscos de bebidas, área de duchas, servicio de alquiler de tumbonas y sombrillas… en fin, todo lo que necesitas para disfrutar de un día completo de relajación y/o diversión a la orilla del mar.

Por otro lado, durante diez días del mes de octubre, Sitges alberga a uno de los mejores eventos de toda Europa. Nos referimos al Festival Internacional de Cinema de Cataluña. Cada año, miles de personas se reúnen en esta localidad para disfrutar de las mejores películas del género fantástico.

Estar presente en el Corpus Christi de junio es otra razón para visitar Sitges. Durante poco más de una semana, las principales calles de este destino se llenan de hermosas alfombras florales, elaboradas, en su mayoría, a base de claveles y cáscaras de arroz.

Y si eres amante de la arquitectura antigua y la historia, no puedes irte sin recorrer la Igleisa de Sant Bartomeu i Santa Tecla (visible desde buena parte del pueblo) la Casa Bacardí y los museos Maricel, Cau Ferrat y Romántico.

Vic: festivales e historia

¿Deseas conocer otro pueblo con encanto? Entonces debes viajar una hora de distancia para llegar a Vic. Su Plaza Mayor está rodeada por espléndidos edificios, entre los que destacan el Palau Comella y el del Ayuntamiento. También te recomendamos visitar el Museo Episcopal, el Templo Romano, la catedral de San Pedro Apóstol y el Monasterio de Sant Pere de Casserres, una magnífica construcción hecha completamente de piedra.

Cada año, las calles que pertenecen al centro histórico se transforman por completo, gracias al Mercat Medieval. Si recorres el casco antiguo durante los primeros días de diciembre, te sentirás como si viajaras en el tiempo. En distintos puntos se comercializan adornos, joyas, accesorios y comestibles típicos del Medievo. También se montan tabernas, ideales para comer y beber como lo hacían los catalanes del siglo X. Por su parte, los bailes, la música, las muestras artísticas, las exhibiciones y las representaciones dramáticas de dicha época constituyen la oferta cultural.

Cuando llega el mes de septiembre, varios espacios de la ciudad se convierten en sedes del Mercat de Música Viva. Músicos, agrupaciones y miembros de la industria musical local e internacional se dan cita en Vic cuatro días al año para presentar su material en foros y conciertos en directo.

Begur: bello por dentro y por fuera

Begur, cerca de Barcelona
Begur, cerca de Barcelona @https://pixabay.com/es/begur-girona-costa-cataluña-girona-720891/

A una hora y cuarenta y cinco minutos de la metrópoli catalana, se encuentra una localidad repleta de colinas, cuyo litoral está bañado por las aguas del Mediterráneo. Como ocurre con varios pueblos ubicados en la Costa Brava, en Begur existen empresas de servicios náuticos que te permiten pasear en barco. A los que lo hacen, les cuesta trabajo decidir cuál escena es más paradisíaca: la del mar visto desde Begur, o la de Begur observado desde el mar.

No cabe duda, en Barcelona y sus alrededores siempre hay mucho qué ver y hacer. Muchos países del mundo quisieran tener aunque sea una parte del encanto que esta región de Cataluña tiene en relativamente pocos kilómetros cuadrados.

Monells: el pueblo donde el tiempo se detuvo

Si disfrutas del Mercat Medieval de Vic, Monells (localizado a dos horas de la capital de Cataluña) te encantará. No solo unos días, sino todo el tiempo, este pueblo parece estar en la Edad Media. Sus murallas, castillos, casas y su plaza nos recuerdan el tiempo en el que reyes, nobles y caballeros se paseaban por sus calles. Algunos de los edificios más emblemáticos son la Palaue, la Mas Vilà, el Arcs y la Fonda La Pepa Maca, actualmente acondicionados como hoteles. Si puedes, hospédate en uno de estos.

Pueblos a visitar cercanos a Barcelona
4.3 (85%) 4 votes