¿Y si pierdes tu tarjeta bancaria durante tus vacaciones?

112
Compartir

Durante los viajes los casos de robo o pérdida de tarjetas se hacen más habitual de lo que imaginas, a pesar de que durante épocas de vacaciones las autoridades traten de hacer conciencia entre las personas para que sean más precavidos y evitar robos, la realidad es que le puede pasar a cualquiera, por lo que es necesario saber cómo actuar y evitar molestias mayores.

Una de cada tres tarjetas es sustraída durante temporadas de vacaciones en nuestro país según estadísticas oficiales, por lo que para no formar parte de ellas os mostraremos la manera más efectiva de actuar y evitar que la pérdida o robo de tu tarjeta convierta las vacaciones en un desastre.

Actúa de forma inmediata

La forma más efectiva de actuar ante el robo o pérdida de una tarjeta es evitar perder el tiempo, inmediatamente luego de percatarse de la desaparición se debe dar aviso a la entidad bancaria que emitió la tarjeta. El proceso no es complicado y con una simple llamada se puede resolver el problema.

Lo primero al hablar con el encargado de atención al cliente es notificar la situación y solicitar el inmediato bloqueo de la tarjeta, para que nadie sin el consentimiento del titular pueda utilizarla.
En el caso de que vayas a anular tarjeta bankia, además de la vía telefónica puedes hacerlo de forma sencilla por internet, accediendo a la Oficina internet, solo si ya estas registrado, la opción la encontrarás haciendo clic en los siguientes apartados “Tarjetas”, “Consultas” y finalmente “Extravío” en el que se deberán seguir los pasos indicados.

Al notificar el extravío toma en consideración lo siguiente:

  • Es conveniente tener el número de teléfono del banco anotado en otro lugar y no contar únicamente con el que está al reverso de la tarjeta. Puede guardase en el móvil para tenerlo a la mano ante cualquier problema.
  • Como método de precaución toma nota de la fecha y hora exacta en que se notificó la cancelación de la tarjeta ante la entidad bancaria, esto ayudará en caso que se deba hacer algún reclamo.
  • Al momento de llamar ten a mano la siguiente información, la mayoría personal que de seguro sabes, pero no está de más recordarlo. Nombre (de preferencia como sale en la tarjeta) DNI, dirección postal, nombre de la entidad bancaria emisora y alguna pregunta secreta de forma aleatoria para comprobar tu identidad.
  • Es conveniente que el número de tu tarjeta también lo lleves anotado en un lugar seguro, algunas entidades también lo solicitan. Es mejor precaver.

Acude a la comisaría

En caso de robo es fundamental acudir a una comisaría cercana para dejar registro del hecho delictivo. Además de presentar la correspondiente queja por lo sucedido, la denuncia policial recogerá datos como la fecha, hora y descripción del incidente, este documento será imprescindible en caso que debas realizar algún tipo de reclamo ante la entidad bancaria emisora de la tarjeta de crédito.

Esta denuncia será un respaldo para ti en caso que además del robo de la tarjeta bancaria se realizaran compras fraudulentas a manos de una tercera persona. En este supuesto, se realizará una investigación para que sea el seguro de la tarjeta quien se haga cargo de las deudas pendientes por dicho robo.

¿Me encuentro en el extranjero que debo hacer?

Si la pérdida o robo de la tarjeta sucedió en el exterior no es motivo de preocupación, las medidas a tomar son exactamente las mismas, actuar de forma inmediata para el bloqueo y anulación de las tarjetas.

Las entidades bancarias cuentan con asistencia al cliente vía telefónica nacional e internacional, además de los servicios online de atención, por los que se puede hacer la reclamación sin ningún tipo de inconveniente.

Algunos consejos extra

  • Se precavido, a pesar que a cualquiera puede pasarle no está demás ir un paso delante. Una buena alternativa que incluso las fuerzas de seguridad recomiendan es no llevar todas las tarjetas en un mismo bolsillo o cartera para evitar la pérdida total.
  • El sentido común también es parte importante. Nunca es conveniente llevar la contraseña de la tarjeta junto a esta. Esto es considerado por los bancos como un mal uso del producto y puede ser motivo para que este se libre de responsabilidades en caso de devolución de algún dinero.
  • Unirse a la tecnología y hacer uso de las opciones de seguridad que los mismos bancos ofrecen, como recibir notificaciones de los movimientos bancarios que se realizan es una excelente alternativa.

La pérdida o robo de una tarjeta no es algo extraño, le puede suceder a cualquier, la diferencia está en cómo se actúa ante la situación y con estas medidas esta no pasara de un simple susto.

También te puede interesar nuestra Guia de Amsterdam

¿Y si pierdes tu tarjeta bancaria durante tus vacaciones?
¿Nos dejas tu valoración?