Organiza ya tus viajes para 2019 ¡A todo el mundo le gusta viajar!

Hoteles en Brujas Bélgica

¡Ahorra en fantásticos hoteles ubicados en destinos populares entre viajeros de tu zona!

ESTOS SON LOS HOTELES MÁS DESTACADOS DEL MOMENTO

ÚLTIMOS HOTELES INCORPORADOS

Brujas

Con su bonita arquitectura medieval, sus agradables canales y delicias como el exquisito chocolate y la cerveza, no es de extrañar que más de 2 millones de turistas se acerquen a esta ciudad belga cada año.
Los conventos, campanarios, casas gremiales, plazas empedradas y canales te permiten disfrutar de un fascinante recorrido por el pasado de Brujas. Hoy en día, el casco antiguo de Brujas es un lugar de fama internacional, declarado patrimonio de la humanidad, y el destino turístico más popular de Bélgica, aunque su arquitectura y su historia son solo parte del atractivo de la ciudad. En tu viaje a Brujas no todo van a ser visitas turísticas: aprovecha para degustar la famosa cerveza belga y su exquisito chocolate entre monumento y monumento.
La forma más sencilla de desplazarse por esta pequeña ciudad es a pie, pero hay más opciones. Puedes tomar un coche de caballos desde el parque situado cerca del Minnewater o recorrer en barco los impresionantes canales de Brujas.

En el centro de Brujas se encuentra Grote Markt, una zona peatonal con una arquitectura espectacular. Para admirar las mejores vistas de la ciudad, sube a la torre Belfort. Otros lugares de interés son la basílica de la Santa Sangre, la catedral de San Salvador, el antiguo Hospital de San Juan y los numerosos puentes que cruzan los canales. Si llueve durante el viaje, aprovecha para visitar el Museo Groeninge y admirar la maestría de los artistas de la región a lo largo de la historia. Descubre la historia religiosa de Brujas en el Beguinaje, una comunidad religiosa en funcionamiento desde el siglo XIII.

Pero no puedes dedicarte únicamente a la historia. Bélgica es famosa por sus cervezas únicas, por lo que tendrás que probarlas, acompañadas del típico plato de “moules frites” (mejillones y patatas fritas). Para el postre, visita Choco-Story, el Museo del Chocolate, donde podrás conocer a fondo la historia del chocolate belga, antes de probar esta delicia conocida en todo el mundo.

Brujas es una atracción turística permanente. Está más concurrida durante el verano, cuando se celebran festivales de música y de danza los fines de semana. En julio tiene lugar el Cactus Festival, de rock y reggae, en Minnewaterpark. Por su parte, el MAfestival de agosto se centra en la música antigua, con órgano, clavecín, piano y coros barrocos.  

Pero Brujas también tiene su encanto en los meses más fríos, sobre todo gracias a las atracciones de esta temporada, como el mercado navideño de Brujas y el festival de esculturas de hielo y nieve, que se celebran entre noviembre y diciembre. Si encuentras una buena oferta de viaje a Brujas en invierno, te llevarás un recuerdo único: la imagen de sus antiguos edificios con los tejados cubiertos de nieve.

¿Cómo es Brujas?

Lo mejor que puedes hacer durante tu estancia en Brujas es pasear por cualquier lugar para contemplar la magia de sus calles y sus canales. Su pequeño tamaño hará que no pierdas detalle de nada, pero queremos recomendarte lugares de visita obligada. Por ejemplo la Grand- Place, el centro neurálgico de la ciudad, y la Place du Bourg, su segunda plaza más importante. Ven tú mismo a comprobar cuál de las dos es más bella. Te aconsejamos también que subas a la torre Belfort. ¿Qué te espera allá arriba? Las vistas más impresionantes sobre la pequeña Venecia, pero tampoco pierdas detalle de la torre en sí.

El propio ayuntamiento de la ciudad tampoco tiene desperdicio, construido a finales del siglo XIV. Ya que no es una ciudad grande, en las dos plazas que hemos mencionado y sus alrededores se sitúan la mayoría de los locales de ocio nocturno. El ambiente vespertino de Brujas es variado: podrás encontrar desde pubs frecuentados por jóvenes turistas hasta lugares en donde los parroquianos suelen ser nativos y algo mayores. Por supuesto, la cerveza es deliciosa en cualquiera de ellos.

Consejos para viajar a Brujas

Lo que no puede faltar en tu equipaje, aunque vengas a visitarla en verano, es un paraguas. No te dejes engañar por el clima del norte de Europa, en donde el día más soleado puede convertirse en un impresionante diluvio, temperaturas bajas incluidas. El tamaño de la ciudad y sus estrechas calles hacen que recorrerla en coche sea tan innecesario como poco práctico: te recomendamos que alquiles una bici y descubras el encanto de sus canales.

Brujas se encuentra en la zona belga donde exclusivamente se habla holandés. Este idioma resulta algo exótico para los españoles, pero no estaría mal que aprendieras algunas palabras para desenvolverte mejor. En cualquier caso, siempre podrás recurrir al francés o al inglés en casos de emergencia. El encarecimiento de los precios en verano y el frío intenso en invierno hacen que la mejor época para visitar la ciudad sea a comienzos de otoño y a finales de primavera.

Es importante tener en cuenta también que en Brujas no existen demasiados cajeros automáticos; de esta forma, la mejor opción es pagar siempre con tarjeta: evitarás recorrerte la ciudad en busca de un lugar en el que poder sacar dinero. Por lo demás, es una ciudad completamente segura y abierta. Encuentra los mejores hoteles en Brujas y disfruta de unas apacibles vacaciones en Brujas.

Dónde dormir en Brujas

Brujas es un destino especialmente popular; de hecho, ofrece 161 hoteles y otros tipos de alojamiento que puedes reservar fácilmente a través de los sitios web.

Entre los hoteles más elegantes y exclusivos que puedes reservar en Brujas, se encuentran Exclusive Guesthouse Bonifacius, ubicado en Groeninge 4, y Hotel De Orangerie, en Kartuizerinnenstraat 10. Casa Romantico y Hotel Wilgenhof son otros dos establecimientos interesantes que puedes consultar a través de los sitios web.

OTROS DESTINOS DE BÉLGICA QUE TE PUEDEN INTERESAR

Brujas, la venecia del norte, la ciudad más visitada de Bélgica
4.8/5 (96.6%) 247 vote[s]